miércoles, 14 de noviembre de 2012

ARTRITIS Y TRATAMIENTO ORTOMOLECULAR

La artritis es una enfermedad que va debilitando poco a poco a la persona. Aunque hay muchos medicamentos patentados y otros fármacos que no requieren de receta medica para controlar la artritis, no están diseñados para corregir los problemas que provocan el dolor. De manera que echemos una mirada a las diferentes alternativas naturales que pueden permitir deshacerse para siempre de estas medicinas de patente. Lo primero es determinar que tipo de artritis es la que tenemos. 

Existen dos formas de artritis, la artritis degenerativa (también conocida como osteoartritis) y la artritis reumatoide.  La osteoartritis es la forma mas común de la enfermedad y se presenta cuando el cartílago entre las articulaciones comienza a averiarse y a desaparecer, provocando dolor y rigidez. La artritis reumatoide produce inflamación  dolor y rigidez de la cubierta de las articulaciones y también provoca enrojecimiento y rigidez en la mayoría de los casos.  Comencemos con la osteoartritis. 

Lo primero que debemos cambiar para la osteoartritis es la dieta. En los años 1950, se descubrió que eliminando ciertos vegetales solanáceos  de la dieta, se podían vencer completamente los síntomas de la artritis. Los vegetales solanáceos incluyen a los tomates, patatas, pimiento y  berenjena. La sensibilidad a las solanáceas no es una alergia, sino realmente una perdida progresiva de la capacidad para metabolizar las sustancias conocidas como "alcaloides solanáceos" , que se encuentran en todos los vegetales Solanáceos. No es fácil eliminar totalmente todas las solanáceas. El tomate y las patatas se usan en una gran variedad de productos alimenticios, y el pimiento se encuentra en muchos alimentos.  No coma estos vegetales por lo menos de tres a cuatro meses y vea si hay algún efecto en los síntomas. Después de este tiempo comience  a consumir  gran cantidad de tomates, patatas y pimientos y verifique los efectos. Si regresa el dolor después de la prueba, entonces hay  sensibilidad a las solanáceas y se tienen que eliminar  de la dieta en forma permanente. 

Algunas veces la osteoartritis se agrava como resultado de alergias a los alimentos. Los tratamientos alternativos son tan eficaces que son bastante conocidos, comenzando con la glucosamina . Diferentes estudios demuestran que ayuda a estimular el crecimiento de nuevos cartílagos en las articulaciones. Recomendamos 500 miligramos de sulfato de glucosamina tres veces al día.  La glucosamina se combina con frecuencia con la condroitina en tratamientos naturales contra la artritis.  Alivio total de la artritis en menos de un mes.
El siguiente remedio natural de la osteoartritis  es la niacinamida. Resulta muy  útil  para controlar el dolor e inflamación. El tratamiento con niacinamida funciona de maravilla. Recomendamos el uso de 1.000 miligramos de niacinamida tres veces al día (no funciona muy bien si solo se usa una o dos dosis al día .

Puede comenzar a sentir los resultados en tres a cuatro semanas. Muchos pacientes de osteoartritis consiguen un alivio total del dolor e hinchazón siempre que sigan usando la niacinamida. Aparentemente la niacinamida no rehabilita al cartílago  de manera que es mejor usar la glucosamina al mismo tiempo.  Una advertencia: en algunas ocasiones, la gente que toma esta cantidad de niacinamida padece de nauseas leves y a veces de vomito. Aunque esto solo se presenta en menos del 1 por ciento de la gente que toma la niacinamida, en caso de que tenga este tipo de problemas, suspenda su uso de inmediato. La nausea puede desaparecer en poco tiempo, pero debe consultar con su medico antes de reanudar el uso de la niacinamida.

También es recomendable eliminar de nuestra dieta las carnes rojas, el alcohol y la leche y los productos lacteos, pues favorecen la inflamación. 
Los omega 3 contenidos en el aceite de pescado resultan de mayor utilidad en el caso de la artritis reumatoide que en la osteoartritis. Muchos estudios han demostrado que los ácidos grasos anti-inflamatorios omega-3 contenidos en el aceite de pescado reducen la inflamación y el dolor . Es recomendable tomar una cápsula de omega 3 junto con 400 iu de vitamina E  dos veces al día. 

El jengibre se puede usar como condimento para cocinar y tomarlo también como suplemento. Tome 1.000 miligramos de jengibre tres veces al día.
Los minerales zinc y cobre ayudan por separado a la artritis, pero debido a que el uso prolongado de uno puede producir insuficiencia o deficiencia del otro, es mejor usarlos juntos (pero no necesariamente al mismo tiempo). Tome 30 mg de zinc, dos o tres veces al día y 2 mg de cobre  dos a tres veces al día.

También es recomendable tomar selenio.

La artritis reumatoide es un tipo de artritis crónica en la que el sistema inmunitario ataca la superficie de las articulaciones y otros tejidos conectivos. Causa la inflamación, sobre todo, de rodillas, dedos de las manos, muñecas y tobillos. También provoca que las articulaciones estén cada vez más rígidas y puede ser muy dolorosa. Además, el tratamiento farmacológico suele tener importantes efectos secundarios. Así que se buscan maneras menos agresivas de combatirla. Según una reciente investigación, la curcumina, sustancia presente en la cúrcuma y responsable de su color amarillo, tiene los mismos beneficios contra la artirtis reumatoide que uno de los tratamientos más habituales, pero sin sus efectos secundarios.
Por último hay que recordar también los beneficios del colágeno hidrolizado para cartílagos, músculos, huesos, piel y su repercusión en la artritis.

1 comentario: