lunes, 30 de enero de 2012

DIETA YIN-YANG: LA DIETA EQUILIBRADA (2ª PARTE)

ALIMENTOS DE LA DIETA YIN-YANG:

Cereales integrales biológicos y sus derivados

Llevan en sí prácticamente todos los elementos nutritivos que el organismo precisa. Nos aportan una energía constante y equilibrada. Y su asimilación exige mucho menos esfuerzo al organismo que las carnes, huevos, quesos etc…
Son una fuente de proteínas, al igual que las legumbres,  siempre que sean de origen biológico, es decir, cultivados libres de fertilizantes, pesticidas, insecticidas… Por lo tanto, una dieta equilibrada tiene que contener como base a los cereales.

ARROZ INTEGRAL
 La cascarilla (que no lleva el arroz blanco) contiene las siguientes materias nutritivas: Proteínas, lípidos, vitaminas, enzimas… El arroz integral contiene 12 aminoácidos esenciales (porque son indispensables para la construcción y reparación celular) así como las vitaminas E, B1, B2, B6, y pro-vitamina A.

 
MIJO INTEGRAL
Es rico en ácido silícico (saludable para la piel, los cabellos, las uñas, y los dientes) magnesio y lecitina (el alimento del cerebro). Cereal adecuado para el páncreas y bazo. Muy digestivo y no produce flatulencias.

TRIGO SARRACENO
 Posee propiedades revitalizadoras del organismo. Ideal en épocas de frío porque mantiene el calor corporal.

TRIGO CANDEAL
 Es el grano universal y con el se fabrica el pan de cada día tiene un elevado contenido de proteínas y de gluten. El pan debe ser hecho con harina integral y levadura madre.

AVENA
Cereal muy energético y es el más rico en proteínas y lípidos, y un elevado contenido de vitamina B1 tomado en grano.

DERIVADOS DEL TRIGO
Espaguetis, fideos, macarrones… energéticos y muy digestibles SI SON INTEGRALES.

CUCUS INTEGRAL.
Sémola de trigo, típica de países árabes, fácil de preparar, al igual que las pastas es ideal para niños.

POLENTA
Sémola de maíz, muy digestiva, refrescante para el organismo.

Leguminosas y sus derivados

SOJA
Destaca por su riqueza en proteínas (24%) contiene todos los aminoácidos esenciales, los hidratos de carbono muy asimilables y el alto contenido en fibra. En cambio es pobre en grasas.

Derivados de la Soja:
 - TOFU
Llamado comúnmente el queso de la soja, se obtiene cuajando la leche de soja. Muy asimilable, tiene todas las propiedades de la soja. Es rico en calcio. Colabora en el crecimiento de los niños.





 - TEMPEH
 Es otro derivado de la soja, mediante un proceso de fermentación con calor.  Se presenta en piezas compactas
 Tiene las mismas propiedades que el tofu, es muy nutritivo.
 -PROTEINA DE SOJA, se puede equiparar a la carne. La ventaja es que no tiene los efectos secundarios de ácido úrico, hormonas, de la proteina animal.
Diferentes alimentos obtenidos de la fermentación de la soja, a veces en presencia de un cereal, como el arroz o  la cebada hace que se origine una mayor concentración de aminoácidos complementarios y su mejor asimilación .
 Además de la reacción enzimática que producen, entre otras propiedades, controlan la flora intestinal.
 - LECHE DE SOJA
 Fuente de proteínas de alta calidad. Sin colesterol.





Algas marinas
Una de las fuentes naturales de proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos, imprescindible en la dieta equilibrada. Se las llama verduras del mar. Son ricas en calcio, fósforo, yodo, hierro, enzimas, magnesio, azufre, cloro, manganeso y silicio, así como en los oligoelementos cobre, zinc, níquel, molibdeno, plata, cromo etc…


En recientes investigaciones, se demuestra que el principal constituyente de las algas es el ácido Algínico que no se destruye durante la digestión. Este ácido tiene la particularidad de atraer y eliminar del cuerpo metales pesados como As, Pb, Hg y elementos radiactivos, como St, Co, etc.. Por ello, el consumo diario de algas evita que nuestros órganos básicos se vean afectados por la polución ambiental. Las más utilizadas son:
 - KOMBU
 Es el alga más rica en yodo. Resulta muy indicada para la tiroides, afecciones circulatorias, artritis, flebitis.
 - IZIKI Y HIJIKI FUSIFORME
 Tienen un elevado contenido en calcio y caroteno o pro-vitamina A. Indicada para conservar el cabello y fortalecer las uñas. Se recomienda para niños y madres gestantes.
 - WAKAME
 Es el alga más rica en vitamina B12. Ideal para dietas vegetarianas.
 - NORI
 Es un alga muy apropiada para trastornos circulatorios y para conservar el cabello.
 - AGAR-AGAR
 Se preparan gelatinas. Casi no tiene calorías, llena el estómago con lo que es muy utilizada en dietas de adelgazamiento para dar sensación de plenitud. Evitando el debilitamiento del organismo, por ser rica en minerales.




 
El sésamo y sus derivados
Es una planta oleaginosa, contiene elevadas cantidades de lecitina y fósforo (especialmente para el Sistema Nervioso) y una gran cantidad de aminoácidos esenciales destacan de su composición. Del sésamo en grano se prepara el gomasio, el tahín, y el aceite de sésamo.
Todos ellos tienen grandes cualidades nutritivas y son un buen reconstituyente energético.


 
Tés
Se suele beber en exceso bebidas artificiales y con gas. Las comidas fuertes provocan sed. Un exceso de líquido sobrecarga los riñones y debilita el sistema circulatorio.
Sería bueno incorporar el líquido a través de caldos y de tés en las comidas.
 - TÉ KUKICHA
 - TÉ BANCHA
 - TE DE 3 AÑOS
 Tienen efectos digestivos y alcalinizantes entre otros.


Conclusión
 Hoy en día hacer una dieta equilibrada integrada a nuestra dieta habitual, simplemente sustituyendo más proteína animal por la vegetal, y consumiendo productos frescos, verduras, frutas de nuestra zona; se conseguiría una alimentación sana, equilibrada y adaptada a las necesidades actuales, sin tener en carencias nutricionales. Siempre y cuando sepamos excluir el exceso de dulces, azúcar, harinas refinadas, bollerías, lácteos, etc… lo único que hacen es robar nuestra fuerza vital, y mantenernos constantemente en un estado de cansancio físico e intelectual. A la vez, que nos predispone a cualquier tipo de trastorno de salud al que tengamos tendencia familiar o hereditaria. 
La sensación de descongestión y de mejora es progresiva aunque es diferente en cada organismo dependiendo del punto de salud del que parta.
No implica una doble cocina, sólo una sustitución de algunos alimentos por otros más integrales, más vivos.
Conforme se abandonan productos excitantes, como las carnes, dulces, bebidas alcohólicas… los órganos gustativos regeneran y se empieza a redescubrir el auténtico sabor de los alimentos. Y se aceptan más los sabores naturales de los cereales, las algas, etc…

En esto de las dietas podemos encontrar en la calle miles de métodos diferentes encaminados a ayudarnos a comer de forma saludable, aunque básicamente todos ellos están basados en las mismas claves: pocas grasas y mucha fruta y verdura. Estos son  los pilares básicos de la denominada dieta del Yin y el Yang que basa su filosofía en la necesidad de que exista un equilibrio entre los grupos de alimentos que se enmarcan en cada una de estas categorías. Así, habría una serie de alimentos que contienen energía fría tales como las verduras y hortalizas, los zumos de frutas, la leche, los yogures y los productos azucarados en general.
 
Por su parte, los alimentos Yang aportan energía templada y son básicamente las carnes, pescados, huevos, especias picantes, frutos secos, semillas y cereales. La dieta del Yin-Yang se basa en que si una persona se encuentra en un estado Yin, esto es, estresada o hiperactiva, deberá consumir alimentos Yang para equilibrar su organismo; mientras que si atraviesa un estado Yang, es decir, si está deprimida, deberá tomar el grupo de alimentos Yin.
Tan importantes son todos los sabores como todas las texturas. Por eso, los desayunos, las comidas y las cenas han de ser variadas; de todo un poco en el mismo plato, siempre. Sólo así tu cuerpo se saciará y no te pedirá más comida.
El plato diario debe de contener todos los sabores (ácido, dulce, salado, amargo y, si puedes, agrio). Intenta combinar una ración pequeña de cereal completo y otra de legumbre, en la proporción de 1/3 cereal + 2/3 leguminosa, el resto ha de ser proteína.
Además, es importante que la mitad del plato ha de ser verdura (salteada, al vapor o cocida…está última menos pues resta energía). En cuanto a la composición de las verduras intenta que tengan todos los colores posibles y jamás te olvides de crucíferas y las liliáceas. Son las que más te van a ayudar a depurar tu organismo.
 Por otro lado intenta introducir algas en tu dieta, son fundamentales: kombu, arame, wakame… Tienen muchos minerales y proteínas.
Asimismo, la cúrcuma es imprescindible. Es un antiinflamatorio natural y va muy bien para la dermatitis.


Todo el proceso de curación debe de basarse en el equilibrio ácido-alcalino y en la pirámide de los alimentos Yin y Yan.  ¡Y no tiene nada que ver con las calorías o el colesterol! Solo así tu cuerpo se equilibrará y recuperará la salud perdida.
El centro de la pirámide lo forman: cereales completos, legumbres, verduras templadas, frutos secos, las raíces, las algas, liliáceas y crucíferas, verduras amargas. Esta será la base de nuestra alimentación.
Las carnes, los pescados, los huevos, el miso, la sal… son alimentos Yan: nos contraen y hacen que nos interioricemos demasiado, con mal humor, testarudez…
Y todo aquello que hace que nos sintamos desinhibidos son Yin: alcohol, verduras crudas, té, café, azúcar, frutas, infusiones, aceites, y las tan polémicas solanáceas (prohibidas si sufres de dolores asiduamente).
Por eso, si tienes fatiga, intenta consumir alimentos del centro en cada comida.
Evitar el mono del dulce has de saber una cosa: la sal es Yan y para complementarse requiere grasas, que son Yin. Por eso hay que cocinar con grasas, aunque olvídate el chorizo y el jamón. Cuando hablamos de grasa nos referimos al aceite de los salteados o de las ensaladas, el coco, los frutos secos… Si ese equilibrio está descompensado, el cuerpo te pedirá azúcar a las dos horas de comer.
Por ejemplo: una zanahoria no sabe igual de dulce rehogada  que salteada en la sartén. Que los crudos nos dispersan y los rehogados aumentan nuestra concentración. Que el alcohol nos desinhibe (de los más Yin) y que las personas que consumen carne y mucha sal cristalizan demasiado sus ideas y son testarudos y poco transigentes.

DIETA YIN-YANG: LA DIETA EQUILIBRADA (1ª PARTE)

 LA DIETA EQUILIBRADA  no es una filosofía, ni una religión, ni un régimen dietético. Es un  arte o manera de vivir. Es el arte de mantenerse sano o de curarse a través de la alimentación. Es una alimentación natural que se elige en función de la edad, el sexo, los problemas de salud a los que la persona tenga predisposición, los factores climáticos y geográficos en donde resida, el tipo de trabajo y la actividad física que realice.

                                                              
Principios:
 1º) Comer frutas y verduras,a ser posible, sin fertilizantes químicos, ni pesticidas, ni insecticidas.
 Estos actúan como potentes tóxicos, degenerando nuestro metabolismo y sistema inmunitario, estando expuestos a cualquier enfermedad.
 2º) No consumir alimentos refinados, como el Azúcar blanca y todo lo que la lleve como bollerías, salsas, algunos congelados, cervezas etc…, porque para su proceso de blanqueamiento le añaden “Sulfitos” un potente tóxico para nuestro organismo.
 En las etiquetas de los productos, los sulfitos vienen como E-221 al E-227  3º) Consumir alimentos de cada estación y preferentemente los cultivados en la región.  Con esto nos evitamos los productos de invernadero.





 Hoy en día es fácil encontrar todo tipo de verduras y frutas todo el año, pero cada producto comido en la estación correspondiente aporta nutrientes y propiedades que necesitamos, como en verano que hay más necesidad de frutas acuosas para combatir el calor, en primavera frutas depurativas, en invierno, frutas con más concentración de vitamina C.
4º) Tenemos que masticar bien los alimentos.
 Hay personas que engullen la comida, ya sea por el estrés o malas costumbres.  Los dientes hay que utilizarlos para masticar y para predigerir ciertos alimentos, por el efecto de las enzimas salivares.
 Con esto favorecemos el proceso de digestión y la absorción de los alimentos.
5º) Comer sólo cuando se tenga hambre.
 Cuando comemos sin tener hambre, estamos saturando a nuestro organismo y no se asimila correctamente.
 6º) Comer en un ambiente tranquilo. Evitar comer con tensión e irritación, o pendiente de las noticias de la TV.   No coma antes de ir a dormir, ni justo al levantarse. Por la mañana, deje que su cuerpo  se active.
 Por la noche cene temprano, un estómago vacío favorecerá un sueño profundo y recuperador.
7º) No comer cerca de campos Electro-magnéticos.
 Tenemos una gran contaminación electromagnética ambiental, el hecho de que las Radiaciones no se vean no significa que no nos afecten. La cocina hoy en día se ha vuelto “la sala de máquinas de la casa” tenemos la nevera, lavadora, lavavajillas, hornos, encimeras, microondas, a veces también la televisión, en el resto de la casa posiblemente equipos de música, ordenador, todos los enchufes, el radiodespertador…. y por si fuera poco (todos estos campos interactuando) los aparatos de los vecinos, porque tienen una orbe de actuación algunos hasta de 20m.
Por lo tanto, intentar tener los máximos aparatos no solo apagados sino desconectados de la red cuando se come (al igual que cuando se duerme) porque éstas radiaciones afectan sobretodo a la estructura nerviosa del plexo solar (zona de la boca del estómago ) y puede afectar entre otros procesos a los digestivos.
 No llevar encima el teléfono móvil, e intentar dejarlo lo más lejos posible mientras comemos.
Intentar no utilizar el microondas para calentar comida y menos para cocinar. Hay una gran alteración del alimento por la fricción molecular que se produce.  Si no hay más remedio intentar calentar lo menos posible y antes de comer el alimento, introducir una cuchara o pinchar con el tenedor, (algo metálico) esperar 1 o 2 minutos y empezar a comer.
8º) Practicar ejercicio al aire libre.
 Pasee, corra, nade, respire aire puro y goce del tiempo que hace en cada estación. Habitúe el cuerpo al frío y al calor. No se deje deteriorar por la calefacción central o el aire acondicionado. Note los cambios de estación, sea consciente de ellos y sintonícese.



El equilibrio Yin-Yang
 En la elección y preparación de los alimentos, tenemos que buscar un equilibrio entre los elementos de carácter yin y los elementos de carácter yang. Todos los alimentos son cualitativamente diferentes (el plátano y la manzana, por ejemplo, tienen una acción diferente en nuestra constitución fisiológica y psicológica).
No podemos tolerar una nutrición extremadamente yin (frutas tropicales, patatas, tomates), a pesar de que proceda de la naturaleza; tampoco una nutrición extremadamente yang (carne, huevos, etc…)
A continuación se muestra una lista que ayudará a reconocer el equilibrio yin-yang en el universo, la naturaleza y la alimentación.




YANG (centrípeto) – YIN (centrífugo)
 tiempo – espacio
 contracción – dilatación
 materia – espíritu
 ruido – silencio
 fuego – agua
 seco – húmedo
 duro – blando
 animal – vegetal
 masculino – femenino
 verano – invierno
 sol – luna
 día – noche
 alcalino – ácido
 positivo – negativo
 salado, dulce...
 Siempre se ha considerado que la dieta tiene una gran importancia terapéutica. Ya Hipócrates declaraba:”Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. No se trata sólo de que en ocasiones una enfermedad pueda ser tratada con una dieta, sino que además  una dieta incorrecta continuada puede llevarnos a enfermar y que un tratamiento no sea efectivo mientras no cambiemos de dieta.

jueves, 19 de enero de 2012

EL POTASIO EN LA DIETA

El potasio es un mineral que interviene tanto en las funciones eléctricas como celulares del cuerpo y se lo clasifica como un electrolito.

                                         
Funciones
El potasio es un mineral muy importante para el cuerpo humano. Éste cumple diversos papeles en el metabolismo y funciones corporales y es esencial para el funcionamiento apropiado de todas las células, tejidos y órganos:
•Ayuda en la regulación del equilibrio acidobásico.
•Ayuda en la síntesis de las proteínas a partir de los aminoácidos y en el metabolismo de los carbohidratos.
•Es necesario para la formación de los músculos y el crecimiento normal del cuerpo.
•Es esencial para la actividad eléctrica normal del corazón.

                                                        

Fuentes alimenticias
Muchos alimentos contienen potasio. Todas las carnes (carnes rojas y el pollo) y el pescado, como el salmón, el bacalao, la platija y las sardinas son buenas fuentes de potasio. Los productos de soya y las hamburguesas de verduras también son buenas fuentes de potasio.
Las hortalizas como el brócoli, las arvejas, las habas, los tomates, las papas o patatas (en especial la cáscara), las batatas (camote) y el zapallo cidrayote son todas buenas fuentes de potasio.
Las frutas que contienen fuentes significativas de potasio abarcan los cítricos, el melón cantalupo, los PLATANOS, el kiwi, las ciruelas y los albaricoques. Los albaricoques  secos contienen más potasio que los frescos.


La leche y el yogur, al igual que las nueces, son igualmente excelentes fuentes de potasio.
Las personas sometidas a diálisis por insuficiencia renal deben evitar el consumo excesivo de estos alimentos ricos en potasio. Estas personas requieren dietas especializadas para evitar el exceso de potasio en la sangre.
Efectos secundarios
Una reducción moderada en los niveles de potasio en el cuerpo puede llevar a una sensibilidad a la sal y a hipertensión arterial. El consumo diario de potasio puede disminuir ligeramente la presión arterial.
Una deficiencia de potasio (hipocaliemia) se puede presentar en personas con ciertas enfermedades o como resultado del consumo de diuréticos para el tratamiento de la hipertensión arterial o la insuficiencia cardíaca. Adicionalmente, muchos medicamentos --como los diuréticos, los laxantes y los esteroides-- pueden causar una pérdida de potasio, lo cual en ocasiones puede ser muy grave. Uno debe hacerse examinar los niveles de potasio en la sangre de vez en cuando en caso de tomar cualquiera de estos medicamentos. Los diuréticos probablemente son la causa más común de hipocaliemia.
Una gran variedad de afecciones puede ocasionar la pérdida de potasio del cuerpo, entre las cuales las más comunes son el vómito y la diarrea. Algunos trastornos raros de los riñones y de las glándulas suprarrenales también pueden provocar niveles bajos de potasio. Las personas que realizan mucho ejercicio diariamente, pierden potasio a través del sudor.




NO EXISTEN ENFERMEDADES, SINO DEFICIENCIA DE NUTRIENTES

No existen enfermedades sino deficiencia de nutrientes.

                                          




Estos nutrientes son: vitaminas, minerales, aminoacidos, acidos grasos y proteinas, en total 40 nutrientes principales que nuestro organismo necesita para mantenerse sano, y obtiene cada uno de ellos de distintos alimentos  y a traves de los complementos alimenticios de Ortomolecular Force.
                                           

La desigual distribución de nutrientes ha llevado a clasificarlos en grupos, de acuerdo a su afinidad nutritiva o a la principal función que desempeñan.
Hidratos de carbono, nuestra gasolina  que junto con las grasas, liberan energía con la que nuestro cuerpo mantiene sus funciones vitales: bombeo de sangre, respiración, regulaciónde la temperatura corporal, etc.

También permiten el desarrollo de la actividad física.
Los hay de varios tipos:
Simples o de absorción rápida (llegan rápidamente a la sangre): Azúcar, almíbar, caramelo, jalea, dulces, miel, melaza, chocolate y derivados, repostería, pastelería, bollería, galletería, bebidas refrescantes azucaradas, fruta y su zumo, fruta seca, mermeladas.

                                            
Lo preferible es que su consumo sea racional y en cantidades moderadas.
Complejos o de absorción lenta (pasan más lento del intestino a la sangre): Verduras y hortalizas y farináceos (pan, arroz, pasta, patata, legumbre, cereales de desayuno). Debieran estar presentes en cada una de las comidas del día.
Funciones: al impedir que se utilicen las proteínas como fuente de energía, un aporte adecuado de hidratos de carbono ayuda a mantener el peso y la composición corporal.
                                             
El exceso de hidratos de carbono se deposita en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno (reserva de energía) y el resto se convierte en grasa que se almacena en el tejido adiposo o graso. Otras funciones importantes de los hidratos de carbono: impiden que las grasas sean empleadas como fuente de energía, participan en la síntesis de material genético y aportan fibra dietética.
Enfermedades relacionadas con el consumo excesivo de hidratos de carbono: caries dental (unido a una mala higiene buco-dental), sobrepeso y obesidad, alteración de los niveles de lípidos en sangre (triglicéridos, por un exceso de azúcares), diabetes, intolerancia a la lactosa o a la galactosa.
Grasas o lípidos, energía de reserva
Son fuente de energía concentrada y almacenable.
Hay distintos tipos de grasa:

Saturada (origen animal, principalmente): mantequilla, nata, crema de leche, manteca, tocino, sebos, mayonesa, salsa holandesa y aceite de coco y de palma (repostería industrial, helados).
Monoinsaturada (origen vegetal): aceite de oliva, aguacate y nueces.
Poliinsaturada (origen vegetal, principalmente): aceites de semillas (girasol, maíz, soja), margarina vegetal, frutos secos grasos, aceite de hígado de bacalao y pescado azul.
Funciones de la grasa (sea saturada o insaturada): es fuente de energía, regula la temperatura corporal, envuelve y protege órganos vitales como el corazón y los riñones, transporta las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) facilitando así su absorción, resulta imprescindible para la formación de determinadas hormonas y suministra ácidos grasos esenciales (linoleico y linolénico) que el organismo no puede sintetizar y que ha de obtener necesariamente de la alimentación diaria. A pesar de ello, conviene ingerir alimentos ricos en grasa con mesura: el cuerpo almacena la que no necesita, lo que ocasiona incrementos de peso indeseados y subidas de niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
El colesterol es también una sustancia grasa.
El organismo lo necesita para fabricar otros compuestos, como determinadas hormonas, vitamina D (mediante la exposición al sol), ácidos biliares de la bilis... No se encuentra en alimentos de origen vegetal.
Enfermedades relacionada con el consumo excesivo de grasas: sobrepeso y obesidad, alteración de niveles de lípidos en sangre, pancreatitis, cálculos en la vesícula biliar, malabsorción de grasas (esteatorrea), entre otras.





Proteínas, los ladrillos





Una vez ingeridas a través de diferentes alimentos, el organismo transforma las proteínas en sus unidades fundamentales: los aminoácidos. Las proteínas humanas son una combinación de 22 aminoácidos, de los cuales 8 son esenciales, es decir, deben ser aportados diariamente a través de alimentos.
Las Proteínas:
La calidad de una proteína depende de la cantidad de aminoácidos esenciales presentes en ella (el organismo no puede sintetizar proteínas si tan sólo falta uno de ellos). Todos los aminoácidos esenciales se encuentran en las proteínas de origen animal (huevo, carnes, pescados y lácteos), por tanto, estas proteínas son de mejor calidad o de mayor valor biológico que las de origen vegetal (legumbres, cereales y frutos secos), deficitarias en uno o más de esos aminoácidos.
Sin embargo, proteínas incompletas bien combinadas pueden dar lugar a otras de valor equiparable a las de la carne, el pescado y el huevo. Son combinaciones favorables: leche con arroz, trigo, sésamo, patata, maíz o soja, legumbre con arroz, alubia con maíz o trigo, soja con trigo y sésamo o arroz.




Funciones: colaboran en el transporte de grasas y oxígeno, forman parte de determinadas hormonas, enzimas (sustancias que hacen posible múltiples reacciones necesarias para nuestro cuerpo) y de las inmunoglobulinas o anticuerpos responsables de la defensa del organismo, intervienen en la formación de tejidos corporales, son las encargadas de producir la regeneración del cabello y uñas.

Enfermedades relacionadas con el consumo de proteínas: alteraciones del sistema renal (en ocasiones, es necesario restringir su aporte), ciertas alergias de origen alimentario (a la proteína de la leche de vaca, al huevo, al gluten), etc.
Vitaminas
No aportan energía -no se utilizan como combustible-, pero sin ellas el organismo no es capaz de aprovechar los elementos constructivos y energéticos suministrados por la alimentación. Algunas vitaminas se sintetizan en pequeñas cantidades en nuestro cuerpo: la vitamina D (se puede formar en la piel con la exposición al sol), pero en invierno o si nunca tomamos el sol es necesario ayudarnos de los complementos alimenticios de ortomolecular force.
Las vitaminas K, B1, B12 y ácido fólico, que se forman en pequeñas cantidades en la flora intestinal.
Sales minerales
Son elementos que el cuerpo requiere en proporciones bastante pequeñas. Su función es reguladora, no aportan energía. Los macrominerales (calcio, fósforo, sodio, potasio, magnesio, hierro y azufre) son minerales esenciales y se necesitan en mayor proporción que otros minerales. Los microminerales  son también esenciales, pero el organismo los requiere en menor cantidad (zinc, cobre, yodo, cromo, selenio, cobalto, molibdeno, manganeso y flúor).
Algunas sales minerales:
Calcio: forma parte de huesos, tejido conjuntivo y músculos. Junto con el potasio y el magnesio, es esencial para una buena circulación de la sangre y juega un papel importante en la transmisión de impulsos nerviosos.
Alimentos ricos en calcio: lácteos, frutos secos, pescados de los que se come la espina (anchoas, sardinas), sésamo, bebidas de soja enriquecidas, etc.
Magnesio: esencial para la asimilación del calcio y de la vitamina C, interviene en la síntesis de proteínas y tiene un suave efecto laxante. Es importante para la transmisión de los impulsos nerviosos, equilibra el sistema nervioso central y aumenta la secreción de bilis. El cacao, la soja, los frutos secos, las legumbres y verduras verdes y el pescado, son fuentes de este mineral.
Hierro: necesario para la producción de hemoglobina (transportador de oxígeno en la sangre), interviene en los procesos de obtención de energía. Se absorbe mejor el hierro de los alimentos de origen animal que el de origen vegetal (la vitamina C y el ácido cítrico, en frutas y verduras, mejoran su absorción). Abunda en las carnes (sobre todo la de caballo), hígado, pescados, yema de huevo, cereales enriquecidos, frutos secos y levaduras.
Enfermedades relacionadas con la falta de sales minerales: anemia (falta de hierro), bocio (falta de yodo), raquitismo en niños (falta de calcio), osteoporosis (falta de calcio), hipertensión arterial (exceso de sodio o sal común), mayor susceptibilidad al estrés (déficit de magnesio), etc.

miércoles, 18 de enero de 2012

DIETA CONTRA EL ESTREÑIMIENTO y terapia ortomolecular

La dieta contra el estreñimiento es una dieta pensada para aquellas personas que padecen los molestos síntomas del estreñimiento, como la hinchazón del vientre, y todas las molestias relacionadas.


Esta dieta contra el estreñimiento tiene la finalidad de estimular los intestinos y ajustar el equilibrio del tránsito reduciendo las molestias que causa el estreñimiento en un período aproximado de una semana.










La dieta contra el estreñimiento se basa en el consumo de fibra la cual no solo es muy sana y necesaria para el organismo sino que favorece el transito intestinal aumentando el volumen de las heces y la necesidad de ir al baño.

Para combatir el estreñimiento y las molestias que éste ocasiona, es muy útil preparar, todos los días, una ensalada de col aliñada con un chorrillo de aceite de oliva virgen.
 La col, también llamada repollo, tiene excelentes cantidades de fibra insoluble y estimula el movimiento de los intestinos ayudando a evacuar lo que vamos consumiendo a lo largo del día.
 Para que ésta receta de ensalada de col contra el estreñimiento sea efectiva, es aconsejable tomarla por las mañanas para que así, sea más efectiva su función.








Gracias a su poder laxante, las semillas de lino constituyen un gran aliado para combatir el estreñimiento.





 Pon 2 cucharaditas de semillas de lino en un vaso de agua caliente. Déjalo reposar durante toda la noche y por la mañana le agregas una cucharadita de miel.


 Tómate este remedio contra el estreñimiento cada noche, antes de irte a dormir y, si se trata de un estreñimiento severo, repite esta operación por la mañana y al acostarte (habiendo preparado las semillas la noche anterior). si repites esta operación durante unos 4 días, notarás la diferencia.

DIETA PARA TODA LA SEMANA:
Procedimiento:


Día 1:
 Antes de desayunar
 •1 vaso de agua en ayunas


Para desayunar
 •1 yogur con cereales integrales y semillas de lino.
 •1 kiwi
 •Té o café con un poco de leche


Para comer
 •Ensalada de lechuga y garbanzos
 •Merluza con piñones
 •1 yogur BIO


Para cenar
 •Crema de espinacas
 •Tortilla de champiñones
 •Fresones


Día 2:
 Antes de desayunar
 •1 vaso de agua en ayunas, si es fria mejor.


Para desayunar
 •1 yogur con cereales integrales y semillas de lino.
 •1 kivi
 •Té o café con un poco de leche





Para comer
 •Ensalada de zanahoria y piña
 •Pollo con puré de ciruelas
 •Queso fresco con nueces


Para cenar
 •Arroz integral con verduras
 •Sepia con guisantes
 •Kiwi


Día 3:
 Antes de desayunar
 •1 vaso de agua en ayunas


Para desayunar
 •1 yogur con cereales integrales y semillas de lino.
 •1 kiwi
 •Té o café con un poco de leche


Para comer
 •Espaguetis integrales con tomate crudo
 •Pescado blanco con cebolla
 •1 yogur BIO


Para cenar
 •Espinacas con pasas y piñones
 •Pan integral con tomate y jamón
 •Piña natural


Día 4:
 Antes de desayunar
 •1 vaso de agua en ayunas

Para desayunar
 •1 yogur con cereales integrales y semillas de lino.
 •1 kiwi
 •Té o café con un poco de leche

Para comer
 •Puré de legumbres
 •Atún con ensalada
 •Ciruelas

Para cenar
 •Acelgas con patatas
 •Tortilla de calabacín
 •Frutos secos

Día 5:
 Antes de desayunar
 •1 vaso de agua en ayunas

Para desayunar
 •1 yogur con cereales integrales y semillas de lino.
 •1 kiwi
 •Té o café con un poco de leche

Para comer
 •Berenjenas y alcachofas a cocidas a la plancha o al horno
 •Conejo a la plancha con cebolla
 •1 yogur con semillas de lino

Para cenar
 •Ensalada de berros, maíz y tomate
 •Pescado a la plancha con pasas
 •Batido de kiwi y fresas sin colar





Día 6:
 Antes de desayunar
 •1 vaso de agua en ayunas


Para desayunar
 •1 yogur con cereales integrales y semillas de lino.
 •1 kiwi
 •Té o café con un poco de leche


Para comer
 •Arroz integral con algas
 •Pescado al vapor con aceite y cebolla
 •Frutas del bosque


Para cenar
 •Ensalada de espárragos y tomate
 •Tortilla de berenjena
 •1 yogur con semillas de lino


Día 7:
 Antes de desayunar
 •1 vaso de agua en ayunas

Para desayunar
 •1 yogur con cereales integrales y semillas de lino.
 •1 kiwi
 •Té o café con un poco de leche

Para comer
 •Ensalada de lentejas con tomate crudo
 •Bonito con espinacas
 •1 cuajada con pasas

Para cenar
 •Ensalada con kiwi, tomate y queso fresco
 •Pavo con pasas y ciruelas
 •1 yogur BIO con frutas.

En el caso de presentar algún tipo de alergia o síntoma al tomar alguno de los alimentos indicados, se puede cambiar de alimento por otro parecido o similar al que no se padezcan efectos secundarios como es en el caso de los frutos secos o las semillas.


TERAPIA ORTOMOLECULAR:
Grandes dosis de vitamina C estimulan la pared intestinal, produciendo movimiento en los intestinos en 1-5 horas.
Tome 1.000 mg.  de vitamina C con el estómago vacío al momento de levantarse. (Nota: Las personas con úlceras no deben usar este método.)
Tambien el complejo B-complex 50, el Acido Pantotenico, los probioticos de piña y papaya y la lecitina de soja, y por último los lactobacilos o el kefir, ya sea de agua, de leche de soja o de infusión.
Beber agua caliente o  té  blanco también pueden ayudar a estimular el intestino. Pero sobre todo manzanilla.
Ciruelas , pasas de uvas y muchos tipos de frutas secas se pueden incorporar a nuestra dieta para que ayuden al transito lento.
Que sea una rutina  ir al baño con regularidad. El tiempo mejor y más natural a tener una evacuación intestinal es de aproximadamente 1 hora después del desayuno. Trate de sentarse por lo menos 10 minutos a la misma hora cada día.  Nunca con prisa. Sólo siéntate .. incluso si no producen un movimiento intestinal.

Beber jugo de Aloe Vera:

Muchos están cantando las alabanzas de esta bebida saludable, a partir de la planta de aloe vera. Jugo de Aloe vera brindara resultados inmediatos, ya que ayuda a producir movimientos de intestino durante la noche.

CONSEJOS:

Añada más fibra a su dieta  2-cucharaditas de salvado  de avena por encima de su cereal de desayuno, un plato de fruta recién cortada, o en una taza de yogur. La FIBRA funciona mejor cuando se consume con la cantidad adecuada de agua.

PROPIEDADES DEL KEFIR


El kéfir puede ser elaborado en leche o en  agua , el de agua tiene unas propiedades con efectos superiores al kéfir de leche. Se puede tomar en mucha más cantidad (de 1 a 3 litros al día). Sus gránulos son casi transparentes, sueltos y de un color acaramelado.



Preparación:

En una jarra grande de boca ancha pondremos:

3 cucharadas de gránulos de kéfir (Para que sea más cómodo manejar los gránulos, podemos colocarlos en una gasa y hacer una muñequilla, amarrándolo con un hilo, así no tendremos que colarlos y para limpiarlos sólo habrá que ponerlos debajo del chorro suave del grifo).

50 grs. de azúcar moreno. O también se puede sustituir por miel de abeja, miel negra o melaza de caña. Para que lo puedan tomar los diabéticos, en vez de los anteriores ingredientes, se puede poner fructosa (azúcar de frutas) o edulcorante de Stevia rebaudiana (planta que hace descender los niveles de azúcar y tiene gran poder edulcorante).

1 ó 2 higos secos u otra fruta como dátiles o albaricoques secos.

1/2 limón pequeño bien lavado.

Llenar con 1 litro de agua y remover. Después de 24 horas remover de nuevo.

Tiempo de fermentación:

Se deja fermentar como mínimo 2 días y como máximo 3. 
Atención: El ácido carbónico aumenta cada día, por lo que no debe taparse el recipiente herméticamente, ya que podría estallar.

Colar el líquido que estará listo para su consumo.

Lavar bien los gránulos de Kéfir bajo el agua del grifo, cambiar de recipiente y proceder como al principio.

La bebida de Kéfir sabe mejor fría, por lo que es muy recomendable en los calurosos días de verano.


APLICACIONES Y DOSIS

Aplicaciones:

Enfermedades de tipo nervioso, úlceras internas, catarros bronquiales, esclerosis, infarto cardíaco, problemas de vesícula, de hígado, riñones, ictericia, enfermedades del estómago e intestinos, diarreas, estreñimiento, anemia, dermatitis y eczemas.


El Kéfir previene putrefacciones intestinales y contribuye a la depuración del organismo. Se debe beber diariamente, no altera la digestión y pasa muy rápidamente a la sangre. Cuando se tienen afecciones crónicas, se debe beber gran cantidad de Kéfir de agua, por la mañana, al mediodía y por la noche, 1/2 litro cada vez.

El Kéfir no es un remedio universal. Cuando exista enfermedad, siempre se debe acudir al médico. El Kéfir puede ayudar a la Medicina por su efecto desintoxicante en muchas enfermedades.

El Kéfir de 24 horas actúa como laxante y se debe tomar por la noche, con una duración de 2 a 4 semanas. En cambio, el de 48 horas, regula.

También normaliza la presión arterial y el control de peso.

Dosis:

Nervios 1 litro diario
Úlceras 1 litro diario (desaparecen después de 2 meses)
Asma 1 litro diario (durante más tiempo)
Catarro bronquial 1 litro diario
Anemia 1 a 2 litros diarios
Esclerosis 1 litro diario
Dermatitis / Eczemas 1/2 litro diario + aplicación sobre la parte afectada dejándolo secar.
Cistitis 1 litro diario
Problemas renales, intestinales o gastritis  1 litro diario
Afecciones de la vesícula biliar 1 litro diario
 

CÓMO CONSERVAR LOS GRÁNULOS DE KÉFIR

Por unos días:
Si nos tenemos que ausentar por unos días, se pueden dejar los gránulos en agua azucarada para su conservación. Por más largo tiempo, se los puede congelar, siempre que hayan sido escurridos y guardados en una bolsa de plástico o bote de cristal. 

Cómo secarlos:

El proceso de secado de los gránulos de kéfir, tanto los de leche como los de agua, es como sigue:

Se extienden sobre un plato. Se cubren con una servilleta de papel y se colocan en un lugar ventilado. Cada día se remueven los gránulos, para ir despegándolos del plato, con cuidado de no romperlos. El tiempo que tarden en secarse dependerá de la ventilación y la humedad ambiental. Se sabrá si están completamente secos, cuando se los note como cristalizados y nada pegajosos. 

Así se pueden meter en una bolsita y ser enviados en un sobre acolchado, franqueándolo como simple carta, por lo que se evitarán gastos de envío.

Cómo hidratarlos:

Bastará con ponerlos en agua a temperatura ambiente para que adquieran su consistencia gelatinosa.

domingo, 15 de enero de 2012

DIETA ZEN DEL ARROZ ROJO

Ingredientes:

Arroz integral rojo ,de cultivo ecológico, para evitar productos químicos.


Sésamo crudo (el normal, no el negro). No comprarlo  tostado.

Sal marina gruesa  del Himalaya, o sal rosa.

Modo de preparación:

La sal se tuesta en una sartén hasta que los cristales, en vez de ser transparentes, se vuelven opacos. Puede que chisporroteen, significa que ya están. La sal se muele con mortero y mazo hasta convertirla en polvo. Se puede preparar una cantidad de la que se va cogiendo poco a poco, no hay que prepararla en cada comida.


El sésamo se tuesta en una sartén sin aceite. Los granos no deben ponerse negros, simplemente más oscuritos, doraditos. Hay que removerlos continuamente en la sartén (por ejemplo con una paleta de madera, para no rayar la sartén). El sésamo está listo cuando empieza a chisporrotear, a saltar, y sale un aroma muy bueno.

Primero, el arroz se lava una o dos veces. Se pone a calentar el agua y se deja tapada desde el principio. Se echa el arroz cuando el agua está hirviendo y se deja todo tapado hasta terminar la cocción (hasta 30 minutos o más, dependiendo del arroz) y quedar el agua absorbida. El arroz debe estar cocido del todo, no más. Es importante no pasarse de tiempo porque no se deben abrir los granos de arroz. Después de apagar el fuego, dejar unos minutos en reposo, siempre tapado. (Se admite el uso de una arrocera.)

Se pone la cantidad de agua justa para que el arroz la absorba totalmente o, si sobra un poco, la vaya absorbiendo después de la cocción. Es cuestión de ir probando la cantidad ideal para la clase de arroz que se vaya a gastar. Lo clásico son 4 vasos de agua por cada 2 vasos de arroz, pero puede variar. Otra técnica es echar la cantidad de agua necesaria para que el arroz esté cubierto, y luego un dedo más.

El sésamo se muele a la hora de comer, pero no tan fino como la sal, sino algo intermedio. Luego se mezcla con la sal molida, obteniendo una mezcla llamada gomasio (no comprar gomasio ya preparado; es muy inferior porque no ha sido preparado por uno mismo, ni se ha preparado siguiendo las pautas de esta dieta. La cantidad de sal depende del gusto de cada uno. Dicen que el gomasio comercial lleva 10 partes de sésamo y 1 de sal, pero si uno quiere menos sal, no pasa nada. Se puede incluso hacer la dieta del arroz sin sal. La sal del Himalaya es buenísima, por los elementos que contiene.

Para obtener el máximo efecto depurativo, durante la dieta del arroz no se puede comer nada más que el arroz con el gomasio casero, ni beber nada más que agua hervida.

En esta dieta no se ingiere ningún líquido más que agua que haya sido hervida tapada durante un breve tiempo. O agua de osmosis o mineral, nunca del grifo.
 Después se puede guardar en el frigorífico o calentita en un termo, es igual. Otra vez: "bebe tu comida y come tu bebida". Es decir, masticar el agua como si fuera comida sólida. De este modo se mezcla bien con la saliva, etc.

De ser posible, comer con las manos. Se coge algo de arroz con las manos y se moldea hasta formar una bolita que se rebosa con el gomasio. El motivo por lo de comer con las manos es porque, al moldear las bolitas, los granos de arroz ya se van rompiendo. El contacto con la comida también estimula el sistema digestivo.

Es importante comer lentamente. "Bebe tu comida y come tu bebida". En otras palabras, ir masticando muy bien, mezclando con la saliva, hasta que todo se vuelve líquido, como una especie de leche de arroz, y sólo entonces tragarlo. De este modo la saliva puede cumplir su función de predigerir los hidratos de carbono que componen principalmente el arroz, ahorrándole trabajo al estómago y facilitando la asimilación de los nutrientes. La saliva también es un antibiótico natural. Al masticar mucho la comida, ésta adopta la temperatura del cuerpo. Además, cuando uno mastica mucho la comida, aprecia mejor los sabores y el acto de comer se convierte en un placer, no en un acto mecánico. Es bueno comer tranquilamente, sin estrés, en un ambiente de paz y tranquilidad. Comer calladito o hablar de cosas agradables, pero nunca discutir o hablar sobre problemas o asuntos negativos.

Esta dieta no tiene por qué estreñir. El truco está en cocer bien el arroz, que los granos estén bien cocidos y ya no estén duros y secos por dentro.

No hace falta beber mucho. Al masticar la comida tanto, uno la convierte en líquida y de este modo ya está bebiendo. Beber lo mínimo durante la comida, y un poco después, para limpiar la boca y quitar el sabor de la comida.

La duración mínima de esta dieta es de 3 días, porque es el tiempo que suele tardar la comida ingerida antes de iniciar la dieta del arroz en pasar completamente por el sistema digestivo. El segundo día puede ser duro, hay que superarlo y entonces ya no habrá problemas para seguir. Para mejores resultados, 7 días o, si uno se anima, 21 días (incluso se puede hacer durante más tiempo).
Es una dieta altamente depurativa, desintoxicante y sus beneficios se notan en la mente, la calma totalmente por lo que es muy recomendada para los que practican la meditación .
Tambien es muy recomendada para los que tienen problemas emocionales o simplemente para liberarse de todas las toxinas acumuladas a lo largo de los años.