miércoles, 22 de enero de 2014

SEIS NUTRIENTES ANTIENVEJECIMIENTO: 2.- ASTAXANTINA

Astaxantina (derivada de las microalgas Pluvialis Haematoccous)

¿Protección solar en una pastilla?
¿ Antiarrugas,  piel seca, y manchas de la edad?
¿Revertir los signos visibles del envejecimiento?

Hay un compuesto natural que los estudios clínicos sugieren hace TODO lo anterior, sin  efectos secundarios. 

Es un carotenoide relativamente desconocido llamado astaxantina, que  se cree es el antioxidante más potente que ofrece la naturaleza.

Hace mucho tiempo los científicos descubrieron que una clase de pigmento natural llamado carotenoide tenía propiedades antioxidantes que eran cruciales para la salud. 

Los carotenoides son los compuestos que le dan el color brillante a los alimentos, desde el pasto verde hasta el rojo de la remolacha y el espectacular amarillo y naranja de los pimientos.

Existen más de 700 carotenoides naturales, pero la mayoría de las personas solo están familiarizadas con unos pocos. Probablemente  tenemos cerca de 10 carotenoides diferentes circulando en nuestro torrente sanguíneo.

Como fuente de antioxidantes y vitamina A, los carotenoides son importantes para el proceso de fotosíntesis y protegen la planta u organismo del daño por la luz y el oxigeno.  Al consumir plantas u organismos que contienen estos pigmentos,  obtenemos un  beneficio de protección similar.

La astaxantina se posicionó recientemente en lo más alto de la lista en cuanto a su condición de “super nutriente”, convirtiéndose en el foco de un amplio y creciente número de estudios científicos revisados por expertos.

Uno de los beneficios de la astaxantina que ha despertado el interés de los investigadores es la capacidad de proteger la piel del sol, reduciendo así los signos de la edad.

Sin embargo, los beneficios de la astaxantina para la salud son más que el simple cuidado de la piel.
La astaxantina es producida sólo por las microalgas Pluvialis Haematoccous cuando su suministro de agua se seca, forzándolo a protegerse por sí mismo de la radiación ultravioleta.  Es el mecanismo de supervivencia de las algas La astaxantina sirve como un "escudo de fuerza" para proteger a las algas de la falta de nutrición y  de la luz solar intensa.

Es en este “escudo contra la radiación” que subyace en la forma en que la astaxantina puede protegernos de radiación similar.

Muchos carotenoides son fácilmente obtenidos mediante una buena alimentación de vegetales frescos orgánicos.  Sin embargo, este poderoso carotenoide es difícil de obtener. Solo existen dos fuentes principales de astaxantina—la micro alga que la produce y las criaturas marinas que consumen esta alga (como el salmón, los mariscos y el krill).

La astaxantina es la razón por la cual el salmón tiene la fuerza y resistencia para nadar por los ríos y cascadas durante días, su alimentación es alta en este pigmento, el cual se concentra en sus músculos y lo hace uno de los “reyes de la resistencia” del reino animal.

Este pigmento es el carotenoide más frecuente de color rojo en los animales marinos y acuáticos y también es el que le da el color rosado al salmón y a los flamencos.  La mayoría de la personas no saben que los flamencos nacen de color blanco y cambian de color una vez que empiezan a comer astaxantina.

La astaxantina es MUY FUERTE en la captación de radicales libres y protege sus células, órganos y tejidos de su cuerpo contra el daño oxidativo.

La “artillería antioxidante” única de la astaxantina prevé una impresionante variedad de beneficios para la salud, incluyendo la mejora de su salud cardiovascular, la estabilización del azúcar en la sangre, fortalece el sistema inmunológico, combate contra el cáncer, reduce la inflamación, mejora la salud ocular e incluso mejora sus habilidades atléticas.

¿Qué Hace a la Astaxantina tan Especial?

Hay muchas características que hacen único este carotenoide.  Aquí están las principales diferencias:

La astaxantina es, por mucho, el carotenoide antioxidante más poderoso cuando se trata de combatir los radicales libres.
La astaxantina es mucho más eficaz que otros carotenoides en "apagar el oxígeno singlete," que es un tipo de oxidación.  Los efectos dañinos de los rayos solares y de diversos materiales orgánicos son causados por esta forma menos estable de oxígeno. 

La astaxantina cruza la barrera sangre-cerebro y la barrera retina-sangre, lo que da protección antioxidante y anti-inflamatoria a los ojos, al cerebro y al sistema nervioso central y reduce el riesgo de sufrir cataratas, degeneración macular, ceguera , demencia y la enfermedad de Alzheimer.

La astaxantina es soluble en lípidos, por lo que se incorpora fácilmente en las membranas celulares y las protege del daño oxidativo.
Es un potente absorbente de rayos UVB y reduce el daño al ADN.
Es un potente antiinflamatorio natural.
¿Quiere más buenas noticias?  No se han producido reacciones adversas en personas que toman astaxantina.  Una sobre dosis es casi imposible ya que es un alimento.

Las Quemaduras Solares Son Inflamación

Si somos  personas físicamente activas, entonces probablemente nos exponemos mucho al sol.  El sol nos ofrece grandes beneficios en términos de vitamina D.  Pero, demasiado podría perjudicarnos.

Muchos atletas se quejan de malestares debido a la sobre exposición solar después de largos entrenamientos al exterior.  La astaxantina les ha permitido estar en el sol por más tiempo, sin malestares causados por el sol y sin quemarse.  Menos quemaduras solares equivalen a menos riesgo de cáncer.

¿Cómo puede hacer esto?

La respuesta está en la manera en que la Haematoccous pluvialis se protege a si misma de la intensa radiación ultravioleta al producir astaxantina como un bloqueador solar natural.  Cuando  consumimos este pigmento, creamos nuestro propio “bloqueador solar interno”.  En otras palabras, los mismos antioxidantes poderosos que protegen a las algas de los rayos solares, pueden de hecho protegernos a nosotros también.

Las quemaduras del sol son en realidad un proceso inflamatorio.  A pesar de que aun no se conoce la razón especifica por la cual la astaxantina protege su piel de las quemaduras, es casi seguro que sus propiedades anti inflamatorias están involucradas en este proceso.

La Astaxantina es un Bloqueador Interno

Además de los abundantes testimonios y evidencias, los estudios científicos han justificado estos efectos protectores de la piel.

La corporación Cyanotech financio un estudio a través de un laboratorio independiente de investigación del consumidor para medir la resistencia de la piel de los rayos UVA y UVB, antes y después de la suplementación de astaxantina.

El resultado fue que en tan solo dos semanas de tomar 4mg al día, las personas mostraron un avance significativo en la cantidad de tiempo necesario para que la radicación UV enrojeciera su piel.

Estudios animales dan más pruebas sobre los efectos de la astaxantina como un bloqueador interno.

En 1995, ratones sin pelo fueron alimentados con varias combinaciones de astaxantina, beta caroteno y retinol durante cuatro meses.  Después de la irradiación, la astaxantina por si sola o en combinación con retinol fue substancialmente eficaz para prevenir el foto envejecimiento de la piel (según lo medido por los marcadores de daño a la piel).  

Pero la astaxantina ni siquiera tiene que ser ingerida para protegernos del sol.  En el 2001, Arakane realizo un estudio en ratones sin pelo para explorar sin en realidad la astaxantina ofrece beneficios tópicos.
Los ratones fueron expuestos a la radiación UVB por 18 semanas para estimular el foto envejecimiento de la piel.  Los ratones a los que se les aplico astaxantina en la piel mostraron reducir las arrugas comparado con el grupo de control, así como también un colágeno de apariencia más juvenil.  De hecho, el colágeno de los ratones con astaxantina lució como si nunca se hubiera  expuestos a la radiación.

Los investigadores concluyeron que la astaxantina “puede prevenir significativamente la degradación del colágeno, de las arrugas, la peroxidación lipídica, las quemaduras solares, la foto toxicidad y foto alergia inducidos por los rayos UV.

El mismo estudio también descubrió que la astaxantina tópica pude actuar como un eficaz “agente para blanquear la piel”, la cual es un tendencia tremendamente popular en Asia.  Se descubrió que la astaxantina reduce la melanina en un 40 por ciento, lo que reduce las pecas y las manchas de la edad.

Belleza Desde Adentro

Aunque parece que la astaxantina en efecto ofrece beneficios tópicos,  obtendremos mejores beneficios si tomamos la astaxantina internamente.

Se han realizado tres estudios que muestran que la ingesta de astaxantina puede mejorar la apariencia.  Todos estos estudios combinan la astaxantina con otras substancias, como los ácidos graso de omega-3 o la vitamina E, pero los tres tuvieron hallazgos positivos cuando la astaxantina estuvo presente.

En Japón, un estudio fue llevado a cabo en el 2002 por Yamashita con mujeres de 40 años que consumieron 2mg de astaxantina diariamente por cuatro semanas. Los investigadores se sorprendieron al descubrir que después de tan solo 2 semanas, casi todos los aspectos de la piel de las mujeres mejoraron, y hubo una mejoría aun mayor después de 4 semanas. [Yamashita, E. (2002). "El Beneficio Cosmético de los Suplementos Dietéticos que Contiene Astaxantina y Tocotrienol en la Piel Humana". Estilo de alimentación. 21 6(6):112-17]

Los beneficios incluyeron menos líneas finas de expresión, mejor humedad, aumento del tono y elasticidad de la piel, superficie más suave, menos pecas y menos bolsas debajo de los ojos.
En el año 2003, un estudio canadiense donde participaron mujeres de edades entre 35 a 55 años, se les dio astaxantina combinada con ácidos grasos de omega-3 y glicosaminoglicanos marinos. Las participantes fueron divididas en tres grupos utilizando diferentes combinaciones de estos agentes, todas mostraron mejoramiento en las áreas medidas.

Debido al diseño del estudio, los investigadores se limitaron en las conclusiones, pero dijeron que estaba claro que la astaxantina en efecto ofrece beneficios al ser utilizado como un suplemento de belleza interior.
Asegúrese de que su Astaxantina Sea de Una Variedad Natural de Algas Marinas, NO Sintética.
Evitar la astaxantina sintética ya que está hecha de petroquímicos.
Por desgracia, la astaxantina sintética todavía domina la industria del salmón de criaderos en todo el mundo.
Si la etiqueta del salmón no dice "silvestre" o "color natural", estaremos comiendo un agente colorante un poco más cercano al aceite de motor que a un antioxidante.

El salmón silvestre es  400 por ciento más alto en astaxantina que el salmón de criadero, y 100 por ciento de su pigmento es astaxantina natural, en lugar de sintética. Además, el salmón silvestre tiene niveles mucho más altos de ácidos grasos omega-3 que la versión de criadero.  Sólo asegúrese de obtener salmón silvestre del Pacífico.

miércoles, 15 de enero de 2014

SEIS NUTRIENTES ANTIENVEJECIMIENTO: 1.-LA VITAMINA D



Los SEIS nutrientes que habría que tomar todos los días, para prolongar nuestra vida, por orden de importancia, son:

1. Vitamina D

En un estudio realizado en más de 2.000 mujeres, aquellas con mayores niveles de vitamina D tuvieron un menor número de cambios en su ADN relacionados con el envejecimiento, así como pocas respuestas inflamatorias . Las mujeres con niveles más altos de vitamina D son más propensas a tener telómeros más alargados.
Esto significa que las personas con mayores niveles de vitamina D en realidad pueden envejecer más lentamente que las personas con menor nivel de vitamina D.

La longitud de los telómeros de leucocitos (LTL por sus siglas en inglés) es un pronosticador de las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. A medida que envejece, su LTL se hace más corto, pero, si usted sufre de inflamación crónica, la longitud de sus telómeros disminuye mucho más rápido, debido a que la respuesta inflamatoria del cuerpo aumenta el volumen de leucocitos. Sus concentraciones de vitamina D también disminuyen con la edad, mientras que la proteína C-reactiva (un mediador de la inflamación) aumenta. Este doble golpe, aumenta el riesgo general de desarrollar enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple y la artritis reumatoide.

La buena noticia es que la vitamina D es un potente inhibidor de la respuesta inflamatoria del cuerpo, y al reducir la inflamación, disminuye su volumen de leucocitos, creando una reacción positiva en cadena que puede protegerlo contra una variedad de enfermedades. En esencia, protege al cuerpo del deterioro por el envejecimiento.

Los investigadores han descubierto que los subconjuntos de leucocitos tienen receptores para la forma activa de la vitamina D (D3), permitiendo que la vitamina tenga un efecto directo sobre estas células. Esto también puede explicar la conexión específica entre la vitamina D y las enfermedades autoinmunes.

La manera más favorable para optimizar los niveles de vitamina D sería a través de la exposición al sol segura. Si esto no nos fuera posible, no tendríamos mas remedio que tomarla de forma oral.


INVESTIGACIONES SOBRE LA ACTIVACION DE LA TELOMERASA Y LA LONGEVIDAD


Los nutricionistas han estado interesados durante mucho tiempo en la dinámica del alargamiento de los telómeros en el cuerpo, y en la manera en que los telómeros figuran en la salud humana y la esperanza de vida. Los telómeros fueron descubiertos por primera vez en 1973 por Alexey Olovnikov.

Él descubrió  que las unidades pequeñas de ADN en el extremo de cada cromosomas- telómeros- se acortan con el tiempo debido a que no se pueden replicar por completo cada vez que la célula se divide y esto pudiera ser el reloj biológico más poderoso que aún no se ha identificado.
Por lo tanto, a medida que  envejecemos, nuestros telómeros se hacen más cortos. Finalmente, la replicación del ADN y la división celular cesa por completo, llegando al final de nuestra vida. Sin embargo, las últimas investigaciones están demostrando que ciertos nutrientes juegan un papel muy importante en la protección de la longitud del telómero, afectando en gran medida su tiempo de vida.

Una Razón Por la Que la Nutrición Afecta a  la Longevidad

Por ejemplo, en un reciente estudio , los científicos encontraron que el folato de la vitamina B juega un papel importante en el mantenimiento de la integridad  del ADN, lo que a su vez influye en el alargamiento de los telómeros.
Los investigadores también descubrieron que las mujeres que tomaron suplementos de vitamina B12 tienen telómeros más largos que las mujeres que no tomaron.
La vitamina D3, zinc, hierro, ácidos grasos de omega-3 y vitaminas C y E también influyen en la longitud del telómero. Esto apoya las conclusiones de un estudio anterior realizado en el 2009, que proporcionó la primera evidencia epidemiológica de que el uso de los multivitaminicos está asociado con el alargamiento de los telómeros en las mujeres.

Según las investigaciones:
"En comparación con las personas que no tomaron multivitaminicos, el relativo alargamiento de los telómeros del ADN de leucocitos fue en promedio de 5.1% mayor entre las personas que tomaron multivitaminicos diariamente. En el análisis de los micronutrientes, el aumento de la ingesta de vitaminas C y E de los alimentos se asociaron con telómeros alargados."
El mecanismo por el cual los nutrientes parecen afectar a la longitud del telómero es que influyen en  la actividad de la telomerasa, una enzima que añade repeticiones teloméricas a los extremos del ADN.

Miles de estudios han sido publicados sobre la telomerasa, y son bien conocidos por mantener la estabilidad genómica, evitar la activación inapropiada de las vías dañadas del DNA, y regula el envejecimiento celular.
En 1984, Elizabeth Blackburn, PhD, profesor de bioquímica y biofísica en la UCSF, descubrió que la enzima telomerasa tiene en realidad la capacidad de alargar los telómeros al sintetizar el ADN proveniente de un imprimador de ARN.
Ella, junto con Carol Greider y Jack Szostak fueron galardonadas conjuntamente con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el 2009 "por descubrir la manera en que los cromosomas están protegidas por los telómeros y la enzima telomerasa".

La ciencia de los telómeros ofrece la más interesante y viable posibilidad de alargar la  vida. El tipo de estrategia anti envejecimiento que en realidad le permite regenerarse y en efecto, "rejuvenecer". Naturalmente, los investigadores están trabajando duro en la elaboración de estrategias farmacéuticas para lograr esto, pero hay evidencia sólida que  muestra que las estrategias simples de estilo de vida e intervención nutricional pueden hacer esto.
Esta es una gran noticia, ya que los telómeros cortos son un factor de riesgo, no sólo para la propia muerte, sino también para muchas enfermedades.
Por ejemplo, el acortamiento del telómero se ha relacionado con muchas  enfermedades. Sin embargo, los estudios en animales también han demostrado que este tipo de problemas de salud pueden revertirse mediante la restauración del funcionamiento de la telomerasa:




martes, 14 de enero de 2014

NUTRIENTES PARA CONSERVAR LA VISTA TODA LA VIDA



La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad grave que conlleva la pérdida progresiva de la visión. De hecho, en pacientes mayores de cincuenta años es la primera causa de pérdida de visión en occidente. 

Hasta ahora, ni la cirugía ni la medicina convencional han conseguido resultados convincentes, pero la nutriterapia (medicina natural a través de la nutrición) ofrece vías muy esperanzadoras.

¿Qué es la DMAE?
La DMAE es una enfermedad de la retina, la membrana que se encuentra en la parte interior del ojo y que contiene los receptores de la vista. Esta enfermedad produce la sensación de ver borroso. Al principio es una pequeña molestia; sin embargo, la visión difusa provocada por la DMAE no tarda en interferir en las actividades diarias, como leer un cartel o unas instrucciones, sobre todo a partir de los 65 años. Puede también llegar a ser la causa de accidentes de tráfico, al no permitir visualizar una señal, o de caídas, al no ver un escalón o un bordillo. También puede llevar a cometer un error fatal, por ejemplo, al no ser capaces de leer con claridad las indicaciones de un medicamento. 

Y con la vista también se esfuman los grandes placeres de la vida: leer un libro, trabajar en el huerto, disfrutar del espectáculo de la naturaleza o visitar una exposición ya no proporcionan la misma satisfacción porque ya no se pueden apreciar los detalles. Ya sólo se puede ver el rostro de nuestros amigos o la sonrisa de un niño a través de una nebulosa; ya no podemos realizar ninguna tarea que requiera manipular pequeños objetos o realizar movimientos muy precisos, y nos damos cuenta de que la esencia de la vida... ¡se nos escapa!

Para reducir los riesgos de la DMAE, hay que tratar de "alimentar" a nuestros ojos: el efecto será preventivo y retrasará la aparición de la enfermedad si se encuentra cerca de los cincuenta. A partir de los sesenta y con una vista ya dañada, seguir un programa intensivo de nutriterapia puede mejorar la visión. 
Los nutrientes que aportemos a los ojos tienen como objetivo protegerlos y reactivar la circulación sanguínea para restablecer una visión funcional. 
Los ojos son uno de los órganos vitales que más sufren, sobre todo en la actualidad, por el uso generalizado de pantallas luminosas (de ordenador, tablets o smartphones) y la contaminación.

De hecho, los ojos son una máquina que concentra la luz gracias a un ingenioso conjunto formado por la córnea, el iris, el cristalino, la retina y la mácula. Esto nos permite identificar una increíble cantidad de detalles en nuestro entorno próximo y lejano: se calcula que el 80% de nuestras percepciones sensoriales proceden ¡de la vista! 
Pero tengamos en cuenta que esta enorme cantidad de luz golpea una superficie de unos centímetros cuadrados que se encuentra en el interior del ojo, la retina, y más en concreto, una zona minúscula llamada "mácula", responsable de la visión central. La mácula nos permite ver las formas, los colores y los detalles de manera clara y definida. 

Durante todo el día, las células son bombardeadas por partículas de luz cargadas de energía, los fotones, y por todos los oxidantes producidos en nuestro organismo debido al estrés, la contaminación o simplemente el envejecimiento. Así terminan deteriorándose. Los conos y los bastoncillos pueden morir y, por ello, la vista se vuelve borrosa. 
Pero no tenemos por qué esperar de brazos cruzados a que la fatalidad se cierna sobre nosotros. 
La naturaleza produce sustancias vegetales y animales que nos pueden ayudar a proteger los ojos.
Siete estrategias para proteger los ojos de forma natural.
A pesar de lo que le diga el médico, existen formas de proteger los ojos:

Deje de fumar. Todos los humos que entran en el cuerpo, incluido el del tubo de escape de los vehículos a motor, traen consigo miles de millones de radicales libres, moléculas agresivas capaces de dañar o destruir las células. Las células de la retina y de la mácula son especialmente sensibles a los radicales libres, puesto que su fuerte exposición a la luz ya les fuerza a sufrir una presión constante. Y no hablemos del humo del tabaco.

Vigile la tensión. Los ojos se encuentran recubiertos de vasos sanguíneos microscópicos, los capilares, que irrigan las células de la vista. Si tiene la tensión demasiado alta (y recuerde que no hay forma de saberlo si no se controla regularmente), los capilares acaban por dañarse.
Tenga cuidado con el azúcar en sangre. Un nivel excesivo de glucosa en la sangre daña fuertemente los capilares. Por eso, las personas diabéticas corren el riesgo de quedarse ciegas, o hasta de sufrir una amputación cuando los vasos sanguíneos se han destruido y los miembros ya no reciben irrigación. 

Tome mucha verdura. En especial berza, espinacas y brócoli, pues las investigaciones médicas han demostrado que esta clase de dieta mejora la vista, al ser rica en carotenoides, y en particular luteína. 

Aumente sus aportes de omega-3. Una alimentación equilibrada en omega-3 mejora la vista. Consuma más pescado azul o tome suplementos de omega-3 procedente de sustancias vegetales como la chía.
Coma pequeños frutos negros (grosellas, arándanos, moras...). Son ricos en antocianinas, pigmentos que actúan como una "crema solar" para las células, protegiéndolas de los daños provocados por la absorción de las radiaciones de alta frecuencia y en especial los rayos ultravioleta. 
Coma yemas de huevo a diario. La yema de huevo es la fuente alimentaria más importante de zeaxantina, un pigmento antioxidante que protege la mácula de agresiones exteriores. Los investigadores aconsejan comer dos huevos al día para proteger nuestros ojos. 

Los mayores de 55 años a los que les preocupa la evolución de su vista pueden contemplar la ingesta adicional de suplementos alimenticios. 
La luteína y la zeaxantina son compuestos llamados xantofilas (que pertenecen al grupo de los carotenoides) que en la naturaleza sirven para absorber el exceso de luz que puede llegar a dañar las plantas y, en particular, los rayos azules solares de mayor potencia. 
En el cuerpo humano, la luteína y la zeaxantina alimentarias se concentran, sin que sepamos exactamente cómo, en la mácula del ojo. 

Al parecer, poseen una fuerte función antioxidante que protege a las células del ojo contra los efectos destructivos de los radicales libres y, en concreto, contra la degeneración macular. Esto es lo que han puesto de manifiesto las últimas investigaciones. Un nivel mayor de luteína y zeaxantina en la dieta alimentaria está asociado con una menor incidencia de la degeneración macular. 
La luteína y la zeaxantina aumentan la densidad óptica de los pigmentos maculares en el ojo en la mayoría de los individuos. Se cree que estos pigmentos maculares protegen contra la degeneración macular. 


Actúan también contra las cataratas
Además de proteger la retina, la luteína y la zeaxantina también podrían reducir el riesgo de cataratas. 
Astaxantina: el secreto de una vista de lince
Proteger los ojos de los radicales libres sin embargo no es suficiente para recuperar una vista aguda. Es necesario también reestablecer la capacidad de adaptación del ojo. 

Otro micronutriente, la astaxantina, puede tener este efecto. Ocho estudios clínicos recientes demostraron que la astaxantina tenía un efecto positivo sobre la vista. Este compuesto, que encontramos principalmente en el salmón y en un pequeño crustáceo llamado "krill antártico" y en una micro alga de Suecia, reduce la inflamación del ojo, aumenta de manera significativa su capacidad de adaptación para un mejor ajuste de la vista, y suaviza la fatiga ocular provocada principalmente por el trabajo delante de una pantalla de ordenador, aumentando la irrigación sanguínea de los ojos.