miércoles, 15 de enero de 2014

INVESTIGACIONES SOBRE LA ACTIVACION DE LA TELOMERASA Y LA LONGEVIDAD


Los nutricionistas han estado interesados durante mucho tiempo en la dinámica del alargamiento de los telómeros en el cuerpo, y en la manera en que los telómeros figuran en la salud humana y la esperanza de vida. Los telómeros fueron descubiertos por primera vez en 1973 por Alexey Olovnikov.

Él descubrió  que las unidades pequeñas de ADN en el extremo de cada cromosomas- telómeros- se acortan con el tiempo debido a que no se pueden replicar por completo cada vez que la célula se divide y esto pudiera ser el reloj biológico más poderoso que aún no se ha identificado.
Por lo tanto, a medida que  envejecemos, nuestros telómeros se hacen más cortos. Finalmente, la replicación del ADN y la división celular cesa por completo, llegando al final de nuestra vida. Sin embargo, las últimas investigaciones están demostrando que ciertos nutrientes juegan un papel muy importante en la protección de la longitud del telómero, afectando en gran medida su tiempo de vida.

Una Razón Por la Que la Nutrición Afecta a  la Longevidad

Por ejemplo, en un reciente estudio , los científicos encontraron que el folato de la vitamina B juega un papel importante en el mantenimiento de la integridad  del ADN, lo que a su vez influye en el alargamiento de los telómeros.
Los investigadores también descubrieron que las mujeres que tomaron suplementos de vitamina B12 tienen telómeros más largos que las mujeres que no tomaron.
La vitamina D3, zinc, hierro, ácidos grasos de omega-3 y vitaminas C y E también influyen en la longitud del telómero. Esto apoya las conclusiones de un estudio anterior realizado en el 2009, que proporcionó la primera evidencia epidemiológica de que el uso de los multivitaminicos está asociado con el alargamiento de los telómeros en las mujeres.

Según las investigaciones:
"En comparación con las personas que no tomaron multivitaminicos, el relativo alargamiento de los telómeros del ADN de leucocitos fue en promedio de 5.1% mayor entre las personas que tomaron multivitaminicos diariamente. En el análisis de los micronutrientes, el aumento de la ingesta de vitaminas C y E de los alimentos se asociaron con telómeros alargados."
El mecanismo por el cual los nutrientes parecen afectar a la longitud del telómero es que influyen en  la actividad de la telomerasa, una enzima que añade repeticiones teloméricas a los extremos del ADN.

Miles de estudios han sido publicados sobre la telomerasa, y son bien conocidos por mantener la estabilidad genómica, evitar la activación inapropiada de las vías dañadas del DNA, y regula el envejecimiento celular.
En 1984, Elizabeth Blackburn, PhD, profesor de bioquímica y biofísica en la UCSF, descubrió que la enzima telomerasa tiene en realidad la capacidad de alargar los telómeros al sintetizar el ADN proveniente de un imprimador de ARN.
Ella, junto con Carol Greider y Jack Szostak fueron galardonadas conjuntamente con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el 2009 "por descubrir la manera en que los cromosomas están protegidas por los telómeros y la enzima telomerasa".

La ciencia de los telómeros ofrece la más interesante y viable posibilidad de alargar la  vida. El tipo de estrategia anti envejecimiento que en realidad le permite regenerarse y en efecto, "rejuvenecer". Naturalmente, los investigadores están trabajando duro en la elaboración de estrategias farmacéuticas para lograr esto, pero hay evidencia sólida que  muestra que las estrategias simples de estilo de vida e intervención nutricional pueden hacer esto.
Esta es una gran noticia, ya que los telómeros cortos son un factor de riesgo, no sólo para la propia muerte, sino también para muchas enfermedades.
Por ejemplo, el acortamiento del telómero se ha relacionado con muchas  enfermedades. Sin embargo, los estudios en animales también han demostrado que este tipo de problemas de salud pueden revertirse mediante la restauración del funcionamiento de la telomerasa:




No hay comentarios:

Publicar un comentario