lunes, 21 de octubre de 2013

RETENCIÓN DE LÍQUIDOS, TRATAMIENTO

La falta de nutrientes en el organismo es una de las causas que produce una retención de líquido excesivo. Por otro lado, cuando el agua se retiene debido a otras causas, también se produce una deficiencia de estos. Por tanto, hay que cuidar la alimentación y saber de la importancia que tienen en nuestro organismo la vitamina C, la vitamina B6, el magnesio y los ácidos grasos. 

La falta de vitamina C es la causante de moratones sin causa aparente, cabello frágil y varices. Para evitarlo conviene tomar alimentos con alto contenido en vitamina C, como la coliflor, las espinacas, los tomates o los cítricos, o en su lugar, suplementos vitaminicos en cápsulas.

La ausencia de vitamina B6 y de magnesio produce además de absorción de agua, migrañas, nerviosismo, insomnio y problemas menstruales. Para evitarlo hay que tomar alimentos ricos en B6, como son los huevos, pescado azul, los puerros o los frutos secos, y en magnesio, como por ejemplo las manzanas, el pollo, las zanahorias o las patatas. Si no cuidamos la alimentación es necesario tomar, capsulas de vitamina B-50 .
Si notas que tienes unos kilos de más, sientes las manos y las piernas hinchadas y te notas cansado o cansada, todo esto puede ser por culpa de la retención de líquidos.

Es un problema que  lo padecen un gran numero de personas, sobretodo mujeres y en los meses de calor se acentúa los síntomas, hinchazón, cansancio,dolor de piernas.

La retención de líquidos es un trastorno metabólico, que es causado por una acumulación de toxinas (líquidos y otras substancias),  que el cuerpo no puede eliminar.

La retención de líquidos puede estar causada por varios factores como; hormonales, procesos menstruales, menopausia, embarazo o otros factores como, insuficiencia renal, venosa, hepática, la obesidad, varices, una mala alimentación rica en sales o con exceso de alcohol, o un ritmo de vida sedentario con poca actividad física, estas son algunas de las causas.

Llevar una buena alimentación y seguir una dieta equilibrada nos ayudara a mejorar la circulación y nos sentiremos más tranquilos:

Tiene que ser una dieta baja en sodio y rica en potasio y proteínas.

Ingerir alimentos diuréticos como la alcachofa, el apio, la coliflor, la endibia, el ajo, la cebolla, el perejil y entre las frutas la piña, el melón, la sandia, la pera, la manzana y el melocotón.

Las infusiones de te verde, salvia o cola de caballo nos ayudaran a mejorar la retención de líquidos.

Reducir la ingesta de carne roja y azucares refinados.

Practicar ejercicio físico como caminar una hora aprox., la natación, la bicicleta, etc.

Comer más plancha, horno, microondas, papillote y evitar los guisos y la sal común que es la más rica en sodio.
El agua representa 2/3 del líquido corporal. Se encuentra en el medio intracelular y en el extracelular. En el medio intracelular predomina el elemento potasio y equivale a un 30-40% del peso corporal. En el medio extracelular predomina el sodio y equivale a un 20% del peso corporal.
La retención de líquidos o edematización se debe a un aumento de la cantidad del agua en los tejidos. Sus causas pueden ser variadas: hormonas, embarazo, fármacos, problemas cardiovasculares, etc.
 RECOMENDACIONES GENERALES:
El agua: Empezar el día bebiendo un vaso de agua (preferiblemente temperatura ambiente o templada) para acabar de limpiar los líquidos acumulados durante la noche. Aumentar la ingesta de agua a 1.5l o 2 litros preferiblemente entre comidas. No esperar a tener sed para beber, y si se olvida intentar  vincular esta acción a otra por ejemplo: se beberá agua después de orinar. Al aumentar el consumo de agua, tendremos más ganar de orinar, y es conveniente no retenerlo.

Sustituir el café, té, bebidas artificiales por infusiones con hierbas depurativas y que incrementen la diuresis como abedul, brezo, rabo de cerezas, diente de león, cola de caballo, grosellero negro, etc. Algunas de ellas además de diuréticas tienen además una acción drenante sobre el hígado e intestinos.
Hacer ejercicio para activar el sistema cardiovascular, mantener el balance de fluidos y facilitar el trabajo de los riñones: caminar media hora, montar en bicicleta, subir escaleras, nadar etc. Si tu actividad laboral te obliga a estar sentada durante mucho tiempo, levantarse al menos una vez a la hora y da un ligero paseo por la habitación. Si no puedes, mueve los dedos de los pies hacia arriba y hacia abajo, para que los músculos de las piernas ejerzan una acción de bombeo. Evitar ropa, calcetines o zapatos muy ajustados.
Mantener calientes/cubiertos los riñones con la ropa apropiada, ya que funcionan mejor a una temperatura de 40º.  Por esta razón, será también recomendable visitar termas, spas, piscinas de agua caliente, etc.
ELIMINAR O DISMINUIR
Eliminar (o al menos rebajar considerablemente) el consumo de sal refinada y sodio. Un exceso de sodio en el organismo le costará a los riñones más 24 horas eliminarlo y así se produce la retención de líquidos por el desequilibrio electrolítico. Tener en cuenta que no solo la sal de mesa tiene sodio sino que está presente en muchos alimentos: embutidos, conservas, quesos ahumados, pan con sal, pastillas de caldo, sopas y purés de sobre, alcohol, etc.

Para que las comidas no resulten insípidas, la sal se puede sustituir por hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla. En el caso de usar sal, siempre en pequeñas cantidades, y preferiblemente que sea sal gris de Bretaña o sal del Himalaya, que al no estar refinadas no pierden sus otros nutrientes (magnesio, yodo, etc.).
Eliminar el azúcar refinado (dulces, bollería…) que aumentan la retención de sodio.
Una dieta con suficiente nivel de proteínas. Cuando tomamos proteínas el hígado produce la albúmina, que es la sustancia necesaria para que los fluidos no se acumulen en los tejidos. No abusar de la proteína animal moderando la frecuencia a una o dos veces por semana como mucho, y privilegiar el pollo sobre cerdo, cordero o vaca. Introducir a diario la proteína vegetal a través de legumbres, frutos secos, algas y semillas, que han de ser combinados correctamente para conseguir la proteína completa. El abuso de proteína animal seria contraproducente, y obligaría a trabajar más a los riñones para eliminar toxinas.
Es aconsejable tomar cápsulas de cardo mariano, una antes de cada comida para evitar que se acumulen toxinas en nuestro organismo.
INCREMENTAR
Incrementar el consumo verduras, hortalizas, fruta, legumbres e hidratos de carbono complejos (pasta integral, arroz integral) por su acción diurética y alcalinizante. Igualmente por su riqueza en potasio y su bajo nivel de sodio. Entre las verduras y hortalizas más recomendadas se encuentran las judías verdes, apio, cebolla, ajos, alcachofa, berenjena, espárrago, etc. Entre las frutas recomendamos sandia, melón, melocotón, plátano, níspero, etc.

Sería muy recomendable no sólo cambiar las pautas alimenticias sino también investigar las posibles causas emocionales y/o mentales relacionadas con la retención de líquidos. Habría que indagar en el miedo a la pérdida (amigos, familia, posesiones, salud, et.), y de ahí el aferramiento y la retención.
Algunos alimentos drenantes:

HINOJO, foeniculum vulgare
De la familia de las apiáceas. Una hierba aromática principalmente de origen silvestre y mediterráneo, de gran utilidad que podemos añadirla como alimento, condimento en infusión, cápsulas o tinturas alcohólicas.
Tiene acción principalmente diurética y combinándola con otras plantas como el anís, una capacidad para evitar la flatulencia y estimular los procesos digestivos.
Esta acción carminativa, es utilizada en medicina con otros purgantes hasta junto con la regaliz. Así también es útil en nauseas, flatulencias, indigestiones o cólicos.

TE VERDE
En la medicina tradicional China y en la medicina India se usa el te verde como estimulante, como diurético, como astringente (controlar el sangrado) y estimulante de la salud cardíaca. También se usa para tratar la flatulencia y regular la temperatura corporal.
También, gracias al ácido clorogénico, ayuda a bajar el azúcar sanguíneo y mejora la digestión.
Aunque en este post lo he clasificado por su acción depurativa, diurética y drenante. Tanto en infusión como en cápsulas combinado con otros componentes.

COLAS DE CEREZA
drenarLas cerezas contienen más de un 70% de agua, el resto contiene vitaminas del grupo B, lo que las hace muy energéticas. También contienen magnesio, útil cuando nos encontramos cansados o deprimidos.
Los rabitos de las cerezas actúan como diuréticos debido a la gran cantidad de flavonóides que contienen, también, como depurativo por su alto contenido en sales de potasio.
Se suelen mezclar con los otros depurativos como la cola de caballo, el anís, …
En todos los ensayos clínicos se demostró que una vez consumido extractos de colas de cereza incrementaba la excreción de metabólitos y el volumen de orina también aumentaba, sin embargo no tanto la perdida de potasio evitando el cambio de osmosis, es por ello que se ha considerado un diurético bastante seguro.

Es por ello que es muy útil para combatir las piernas pesadas durante el verano, en dietas de adelgazamiento e incluso cuando hay problemas de cistitis.
Algunos estudios indican que también pueden ser útiles para ayudar a eliminar los cálculos renales.

PIÑA
Típica de las zonas tropicales, aunque ya está muy extendida y habitual que parece que sea autóctona.
La piña contiene un 85% de agua, el resto, son los nutrientes que contiene, esto la hace muy baja en calorías, rica en fibra, muy útil entonces en problemas de sobrepeso u obesidad.
Contiene mucha cantidad de vitamina C, lo que la hace muy útil para estimular la formación de colágeno.
Uno de los componentes más útiles que contiene son sus enzimas proteolíticas digestivas, la Bromelina, la Extranasa y la Ananasa. Estas enzimas ayudan a mejorar la digestión, a mejorar la circulación sanguínea fluidificando la sangre.
La capacidad proteolítica va a ser muy útil en la celulitis ya que va a ayudar a degradar las fibras proteicas de la zona con celulitis mejorando la des-infiltración y la movilización de los tejidos grasos.

Es muy beneficiosa, a su vez, en la retención de líquidos, actuando como diurética. Su alto contenido en potasio, que interviene en el equilibrio sodio/potasio que interviene en la eliminación de agua en la célula y regula a su vez el paso de las sustancias nutritivas a través de la membrana celular.

COLA DE CABALLO
Equisetum arvenses, su nombre popular es debido a la forma que tiene esta hierba silvestre en forma de plumero o de cola de caballo, muy frecuente en la costa mediterránea.
Tiene capacidad hemostática, por lo que mejora la coagulación y es antihemorrágica.
Contiene silicio orgánico que nos es muy útil en la piel, para mejorar la fuerza de la piel y mejora la capacidad de regenerar la piel y reparar el tejido conjuntivo, estimula la cicatrización.

Aporta gran cantidad de potasio y magnesio.
Es uno de los diuréticos naturales más eficaces, puede aumentar hasta un 30% la cantidad de orina. Es muy depurativa y eficaz en cálculos renales (ayuda a eliminarlos) en problemas de próstata y hasta en cistitis.
Uno de los componentes activos que contiene es el saponosido, la equisetonina, estos componentes estimulan la circulación sanguínea a nivel renal, aumenta la filtración glomerular y así actúan como diuréticos.

CASTAÑO DE INDIAS
Aesculus hippocastanum, también denominado castaño amargo.
Realmente las propiedades más utilizadas son las de mejorar el problema de las venas varicosas, las hemorroides y las flebitis.
Se utiliza toda la planta entera, aunque principalmente las semillas y los frutos.
Los componentes activos son la aesculina y la aescina.
Evita la formación de edemas y aumentar la resistencia de los vasos saguíneos.
También es importante la acción de otros flavonoides como la quercetina y la rutina que mejoran la retención de líquidos, estas sustancias estimulan directamente el riñón eliminando el exceso de líquidos.
Estimula todo el sistema circulatorio en general y promueve la perdida de líquidos a través de la orina.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por este brillante y extenso artículo sobre la retención de líquidos, sin duda me será de gran ayuda!

    Besos,
    Julia

    ResponderEliminar