domingo, 20 de octubre de 2013

VITAMINAS CONTRA LAS HEMORROIDES

Las hemorroides internas son la inflamación de los vasos sanguíneos dentro del recto. Este tipo de hemorroides puede resultar muy dolorosa y causar sangrado durante las deposiciones. Algunas vitaminas pueden aliviar el dolor y fortalecer los vasos sanguíneos para ayudarlos a sanar y evitar la recurrencia de la enfermedad. 
Compra un suplemento que contenga vitaminas C, E, B y A. Puedes optar por suplementos individuales de estas vitaminas o multivitamínicos que las incluyan a todas. 

Toma de 1.000 a 2.000 mg diarios de vitamina C. Esta vitamina ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos, incluidos los inflamados que provocan las dolorosas hemorroides internas.
Incluye de 400 a 600 UI de vitamina E en tu dieta diaria. Esta vitamina contribuye a la integridad estructural de los vasos sanguíneos y los tejidos y puede ayudar a tratar los coágulos que se encuentran en el interior de las hemorroides.
Todos los días, toma de 50 a 100 mg de vitaminas del complejo B. Muchos procesos corporales necesitan vitamina B, entre ellos la digestión. Tomar estas vitaminas puede ayudar a normalizar el funcionamiento del sistema digestivo. Cuando los intestinos no se mueven del modo apropiado, se corre el riesgo de padecer estreñimiento, lo que agravaría las hemorroides.


Incorpora 15.000 UI diarios de betacaroteno. Las embarazadas deben tomar 10.000 UI o menos, según lo que indique el médico. La pro vitamina A promueve la reparación de los tejidos y las membranas mucosas.

Las hemorroides son un padecimiento común que afecta a millones de personas cada año. Se presentan cuando las venas de la zona rectal se estiran y se inflaman por un exceso de presión. Las hemorroides pueden pasar desapercibidas o puede evitarse con sencillos cambios en el estilo de vida que reducen dramáticamente esta posibilidad. Es posible que causen dolor, comezón, ardor y sangrado. Una mala dieta, falta de ejercicio y el estrés físico causa las hemorroides. Quienes padezcan hemorroides o que estén en riesgo de desarrollarlas deben saber que una digestión sana que reduzca el estreñimiento, la diarrea, los gases y la inflamación también aliviará y evitará este malestar.

Las personas que sufren de hemorroides deben evitar el estreñimiento y la diarrea para prevenir más irritación a la zona afectada. Una dieta para las hemorroides rica en carbohidratos complejos y fibra dietética (especialmente la fibra insoluble) es esencial para una digestión sana. La fibra suaviza las heces y estimula las contracciones intestinales para facilitar la expulsión. La fibra insoluble se descompone lentamente por la bacteria intestinal y apoya el funcionamiento intestinal. Un estudio reciente encontró que la gente que no desayuna tiene más posibilidades de desarrollar hemorroides. Así es que es importante desayunar y usar esta comida para llenarse de fibra.

Aumentar el consumo de agua es otro componente clave para la dieta de las hemorroides para que los intestinos se muevan y pueda evitarse la disfunción digestiva. La Vitamina C, calcio, potasio, zinc, Vitamina E, antocianinas, Complejo de Vitamina B y los flavonoides son benéficos para las dietas de las hemorroides hechas a la medida de la persona. Los cambios dietéticos son su primera defensa para evitar y manejar sus hemorroides. Lea más acerca de lo que usted debe comer si padece hemorroides y por qué debe hacerlo.

Antocianinas
Cebada
Los alimentos ricos en antocianinas alivian las hemorroides al fortalecer las venas y reducir la permeabilidad. Las fuentes de las antocianinas son la cebada, el pollo,  el pavo, las cerezas, las moras azules, el repollo morado, los rábanos, las uvas, las frambuesas, la granada, los arándanos, el ruibarbo y las fresas.

Calcio
Col Rizada
El calcio juega un rol vital en la coagulación y en la prevención del cáncer de colon. Este mineral puede aliviar el sangrado rectal relacionado con las hemorroides. Las fuentes del calcio incluyen: la leche, el queso, el yogurt, la carne roja y las verduras de hojas verdes como las espinacas y la col rizada. Todos los productos deben ser orgánicos.

Carbohidratos Complejos
Brócoli
Con el énfasis que existe actualmente en las dietas bajas en carbohidratos es importante anotar que no todos los carbohidratos son iguales. Los carbohidratos complejos son una fuente vital de energía para el cuerpo porque son un componente vital de una función intestinal saludable. Las dietas altas en proteínas y bajas en carbohidratos suelen ser especialmente difíciles para la parte baja del tracto intestinal. Además, estudios han demostrado que las hemorroides son muy escasas en países que tienen una dieta rica en carbohidratos complejos. Las fuentes de los carbohidratos complejos incluyen: brócoli, papas, calabaza (de invierno), zarzamoras, pasta (trigo), y arroz (integral.)

Flavonoides
Manzana
Los alimentos ricos en flavonoides pueden servir para manejar las hemorroides fortaleciendo las venas, y reduciendo la severidad y la duración de los síntomas de hemorroides. La rutina, la hesperidina y la diosmina son tipos de flavonoides prometedores para mejorar las hemorroides. Las fuentes de los flavonoides incluyen: manzanas, trigo negro, brócoli, toronja (blanca), granadas, limas, chocolate, frijol de soya, naranjas, limones, tomates, cebollas, zanahorias y moras azules.

Fibra Insoluble

La fibra insoluble se descompone más lentamente en el sistema. Ayuda a aglutinar y ablandar las heces, facilitando su expulsión. Una dieta rica en fibra insoluble promueve movimientos intestinales regulares y ayuda a reducir la irritación de las hemorroides. Los casos moderados de hemorroides típicamente pueden tratarse aumentando el contenido de agua y de fibra en la dieta de las hemorroides. Pero tenga cuidado al añadir fibra a su dieta poco a poco para evitar los gases y la inflamación. Las fuentes de la fibra insoluble incluyen: higos, arroz (integral), pasas, grosellas, trigo y ciruelas .

Potasio
Remolachas
Esta vitamina sirve para curar las hemorroides sangrantes. También las deficiencias de potasio están ligadas al desarrollo del estreñimiento, que puede agravar o causar hemorroides. Las fuentes del potasio incluyen: alfalfa, plátanos, remolacha, y verduras de hojas verdes y oscuras como las espinacas y la col rizada.

Quercetina

Al ser un flavonoide complejo, la quercetina fortalece las pequeñas venas y los vasos capilares haciéndolos menos permeables y frágiles. Sirve para aliviar las venas inflamadas e irritadas que causan las hemorroides. Las fuentes de la quercetina incluyen: col (verde), naranja, manzanas, arándanos, grosellas, peras, uvas, espinacas, cebollas y ajo.

Complejo de Vitamina B
Todas las vitaminas B mejoran la digestión y reducen el estrés de la zona anal que pueden agravar o causar hemorroides.

Vitamina C
Naranja
Esta valiosa vitamina ayuda a las personas con hemorroides tonificando y reduciendo el tamaño de las venas. También beneficia el proceso de curación. Las fuentes de vitamina C incluyen: col (morada), naranjas, fresas, patatas, mandarinas, pimiento rojo y el kiwi.



Zinc
El zinc acelera el proceso curativo y también es benéfico para curar heridas. Quienes tienen hemorroides pueden reducir la duración de sus síntomas aumentando la ingesta de zinc. Las fuentes de zinc incluyen: cebada, pollo, almejas,  trigo y pavo.
Vamos a hablar ahora de la vitamina mas importante contra las hemorroides: la vitamina E.

La vitamina E también llamada también tocoferol fue descubierta en 1922; es liposoluble y esencial para el organismo, actuando como un antioxidante que protege los ácidos grasos. Así cuida al organismo de la formación de moléculas tóxicas resultantes del metabolismo normal, como de las ingresadas por vías respiratorias o bucales. Se presenta en 8 diferentes formas llamadas tocoferoles y tocotrienoles. Cada forma tiene su actividad biológica propia. La forma más eficaz de la vitamina E es la alfa tocoferol. La absorción de la vitamina E es relativamente pobre, aproximadamente solo el 20% al 40% de la ingesta es absorbida. Ello depende de la capacidad para digerir y absorber los lípidos. Su acción de antioxidante de los lípidos, especialmente de los poliinsaturados, a los que torna inocuos, es muy importante como preventivo de la arterioesclerosis. En general, la vitamina e tiene un efecto beneficioso sobre la activación de la circulación periferica, aumentando y extendiendo los canales de circulación colateral. 


 Su papel principal consiste en actuar como barredero de los radicales libres. La vitamina E es el mejor antioxidante de la superficie celular y favorece el almacenamiento de la vitamina A. Una molécula de vitamina E puede ser utilizada una y otra vez y, actúa de protección frente a una molécula de 1000 radicales libres. Es una vitamina que va en busca de la enfermedad y se sabe que previene diversos trastornos. 
Previene los trastornos vasculares periféricos.
El suplemento de vitamina E aumenta la respuesta inmunológica.
Es un vasodilatador de los capilares. Fortalece los capilares dañados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario