miércoles, 17 de diciembre de 2014

Carbonato de magnesio. Propiedades y usos

El carbonato de magnesio actúa en nuestro organismo como suave laxanteanti ácido gástrico y aporta magnesio a nuestros huesos. Es imprescindible para el buen funcionamiento nervioso y muscular. Contiene un 45% de magnesio que, como veremos, es un mineral fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.
El carbonato de magnesio es insaboro, por lo que se puede incorporar a cualquier alimento sólido o líquido sin alterar su sabor (agua, zumo, puré, etc.). Lo  pueden tomar tanto embarazadas como niños, ancianos o cualquier persona que tenga problemas de estreñimiento, ya que no produce retortijones ni molestias intestinales. Por estos motivos, también es ideal para personas con úlcera de estómago, intervenidas de  cesárea, fístulas anales, hemorroides y un largo etcétera.El carbonato de magnesio ayuda a sentirnos bien, ¿es cierto?
La respuesta  es “sí”. Entre otras ventajas que nos ofrece, es la solución ideal para cualquier problema de estreñimiento, pero también nos ayuda a sentirnos mejor física y mentalmente por su efecto calmante.Otra cualidad importante  es que al evitar la retención de líquidos, favorece la pérdida de peso.
Basta tomar una cucharadita antes de acostarse, dejando algo de tiempo para hacer la digestión.

Entonces, ¿el carbonato de magnesio es efectivo como laxante?

Actúa atrayendo agua hacia el intestino, aumentando así el volumen de las heces. No produce dolor ni molestias  y es muy fácil de tomar.
Su efecto se nota entre 4 y 12 horas después de su uso.
Como el estreñimiento es una enfermedad moderna debido al ritmo de vida actual, el carbonato no sólo es una solución fácil a este problema, sino que además nos va a proporcionar muchos otros beneficios, principalmente a nuestros huesos.
Una característica muy importante das  es que se elimina por la orina y las heces. Es prácticamente imposible sufrir una intoxicación por tomarlo en exceso porque el organismo sólo asimila el magnesio necesario. Su efecto laxante se produce precisamente al ser eliminado por las heces.

La importancia del magnesio en nuestro organismo

carbonato de magnesio propiedades laxantes
El magnesio está presente en el cuerpo en una cantidad de aproximadamente 25 gramos. De esta cantidad, la mitad está en los huesos. Esta sustancia juega un papel muy importante para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Una gran parte de este mineral se consigue con la ingesta de semillas, legumbres y frutos secos, así como ciertos vegetales. El agua que bebemos del grifo también suele contener una pequeña cantidad de magnesio.
Actualmente la ingesta a través de los alimentos ha disminuido en los países industrializados, generalmente a causa de los nuevos procesamientos de la comida y al bajo consumo de cereales. Por ello, en ocasiones nuestra dieta no aporta la cantidad de magnesio suficiente y es necesario utilizar suplementos. A pesar de no ser un asunto muy conocido, un porcentaje alto de población sufre problemas de salud debido a la carencia de magnesio.
Afortunadamente, cada vez más personas tratan sus problemas óseos con carbonato de magnesio porque su dieta no les aporta lo suficiente, especialmente a las mujeres (recordemos que las mujeres tienen mayor propensión a sufrir problemas de huesos como la osteoporosis). Otras personas lo utilizan para combatir problemas circulatorios o exceso de colesterol malo. Asimismo, la deficiencia de magnesio puede producir alteraciones tales como nerviosismo e hipertensión.
¿Sabías, por ejemplo, que el magnesio resulta indispensable para fijar calcio en los huesos y la vitamina C? La mala absorción del calcio en los huesos suele deberse a la carencia de este mineral.

Otros usos del carbonato de magnesio

Como mencionamos antes, se ha observado que tiene cierto poder relajante, con lo que también es eficaz para combatir la hiperactividad y el trastorno por déficit de atención. También se usa como principio activo de muchos medicamentos y como antiácido, ya que reacciona de forma similar al bicarbonato y a la sal de fruta contra la acidez de estómago.
Conservando unos niveles óptimos de magnesio en nuestro cuerpo combatimos el ritmo de vida actual, el estrés físico y mental y el cansancio. Además, conseguimos normalizar la frecuencia con la que vamos al baño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario