viernes, 5 de octubre de 2012

LUTEINA Y VITAMINAS PARA LA VISTA


La Luteína es un pigmento amarillo de la familia de los carotenoides.

Propiedades de la Luteína
La luteína tiene propiedades antioxidantes ayudando, por ello, a proteger a nuestro organismo del ataque de los radicales libres. Ese efecto antioxidante hace que sus posibles usos terapéuticos sean muy diversos.

La luteína protege la vista de dos maneras diferentes: una es gracias a su efecto antioxidante (la parte externa de la retina es rica en ácidos poliinsaturados que son atacados por los radicales libres y sufren un proceso de oxidación debido a la incidencia de la luz en esta área) y otro es gracias a que actúa como un filtro de luz, protegiendo la vista de algunos de los efectos dañinos del sol.

Una de sus propiedades más estudiadas es la de proteger un punto de la retina ocular llamado Mácula que es donde el ojo tiene mayor agudeza visual. La Luteína puede ayudarnos, por tanto, en la lucha contra la degeneración macular y también como prevención o tratamiento coadyuvante de las cataratas.

Protege nuestra piel de la radiación solar gracias a su efecto antioxidante.

El hecho de ser uno de los carotenoides más potentes puede ser importante a la hora de prevenir procesos tumorales y cancerígenos (aunque es cierto que eso depende también de muchísimos otros factores) ya que mejora el sistema inmune y la comunicación celular.
Hay varios estudios sobre como el cáncer de colon y de próstata son menos frecuentes en poblaciones con una dieta rica en luteína.

La Luteína cultivada sobre la microalga Muriellopsis es uno de los últimos métodos para obtenerla a gran escala ya que también se puede usar como colorante biológico para alimentos, aditivos para piensos animales de granja (ayudan en la pigmentación de yemas de huevo), en la acuicultura (mariscos, salmones, etc.) medicamentos y productos cosméticos.

Algunos individuos no absorben bien la luteína: Las personas con ojos claros, las mujeres post-menopáusicas y los fumadores son algunos ejemplos. En estos casos es necesario tomar un suplemento en forma de pastillas.

Los casos que necesiten una suplementación de Luteína para conseguir un efecto terapéutico deberán consultar a su  terapeuta la dosis adecuada a su caso en particular.
La luteína en suplementos debe tomarse junto con las comidas para mejorar la absorción.
El Dr. Esteven Cantrell y el Dr. Rodney Ausich informan que "hay una fuerte evidencia clínica que el consumo de luteína carotenoidea  puede reducir el riesgo de degeneración macular debido a la edad. También se reduce el riesgo de cataratas".
En general no hay una dieta diaria recomendada pero se necesita  consumirla diariamente ya que el cuerpo no la puede fabricar.
La mejor fuente de luteína  está en algunos vegetales  particularmente espinacas y  Coles. También se puede encontrar la luteína en los frutos de color amarillo y naranja.
Por supuesto, el Lutein Information Bureau informa que los vegetales cocinados son una fuerte mejor de luteína que los crudos, ya que la cocción rompe las paredes celulares para soltar la luteína.

Vitamina C y A : La vitamina A no es solamente el antioxidante que los ojos necesitan (los antioxidantes se cuidan de los radicales libres que podrían de otra manera dañar al cuerpo incluyendo los ojos). Otro superhéroe de la visión es la vitamina C.

Los estudios sugieren que altos niveles de vitamina C pueden reducir el riesgo de cataratas causadas por una acumulación de proteínas que pueden ocasionar visión nublada. Las vitaminas antioxidantes C y E también juegan un papel importante en retrasar la degeneración macular relacionada con la edad, que normalmente no tiene cura.
Como si las cataratas  o la degeneración macular no fueran razones  suficientes para tomar  vitamina C, ésta también previene y alivia el glaucoma. Se han mostrados estudios que indican que esta vitamina reduce la presión ocular en pacientes de glaucoma.

1 comentario:

  1. La espirulina tambien aporta luteina carotenides, puede ser util para estos caso

    ResponderEliminar