lunes, 14 de enero de 2013

PROPIEDADES DE LA CANELA


La canela es uno de esos condimentos que muchos no podemos dejar de usar debido a su gratificante aroma y sabor que aporta a las comidas. Pero para nuestro agrado, no sólo se trata de una especia, sino de un ingrediente que puede beneficiar nuestra salud.

Hace poco tiempo atrás se descubrió que la canela reduce los niveles de azúcar en sangre y el colesterol. Pero más allá de estos efectos, existen ciertos beneficios de esta especia poco conocidos por nosotros.
Esta gran aromatizante se extrae de la corteza del árbol de la canela, la cual se considera la corteza más fina y con mayor calidad culinaria, debido a su gran sabor y a sus poco conocidas propiedades saludables.

Entre los beneficios que el consumo de canela nos ofrece encontramos su capacidad de favorecer la correcta digestión de los alimentos y aliviar molestias intestinales, así como flatulencias y distensiones abdominales.

Por otro lado, la canela es, junto a otras especias, una de las que mayor capacidad antioxidante tiene debido a su elevada concentración en compuestos fenólicos, similares a los contenidos en el vino tinto, y la presencia de flavonoides en su composición, semejantes a los contenidos en los arándanos.

Se ha comprobado que el aceite de canela tiene fuertes efectos inhibitorios del crecimiento de hongos.
En la composición de la canela destaca la presencia de vitamina C, vitamina B1, hierro, potasio, calcio y fósforo, por lo que, aunque se consume en escasas cantidades debido a su intenso sabor, nos brinda un conjunto de vitaminas y minerales esenciales para nuestro cuerpo.
Asimismo, se ha comprobado que la canela tiene efectos relajantes y se utiliza desde hace mucho tiempo para eliminar el estrés y como potente relajante natural.

Incluso, su poder antiinflamatorio permite que el extracto de canela se utilice en cremas para calmar dolores de articulaciones o molestias musculares. Además, se ha utilizado en enfermedades respiratorias para aliviar la congestión, la tos y los síntomas de resfriado.
Cada uno de los condimentos que utilizamos esconde ese pequeño secreto que porta grandes beneficios, y en el caso de la canela, no sólo tiene  efectos reductores del colesterol y de las grasas en sangre y disminuye los niveles de glucosa en sangre, sino que con su ingesta podemos disfrutar de otros beneficios poco conocidos entre nosotros.

Orígenes de la canela
El nombre de canela se deriva de una palabra griega que significa madera dulce. Un árbol de hoja perenne de la familia del laurel. La corteza enrollada se deja secar, formando un rollo o canilla. Con las canillas se hace la canela en rama, cortándolas y formando palitos de entre 5 y 7,5 centímetros. Con estas canillas también se hace la canela en polvo después de molerlas. La canela en polvo tiene un sabor más fuerte que la canela en rama. La canela en polvo puede permanecer fresca durante 6 meses, en cambio la canela en rama dura fresca más tiempo. Ambas deben ser almacenadas en un lugar fresco, oscuro y seco.

Antiguamente, la canela era un material más preciado que el oro y fue considerada como un regalo digno de reyes. De hecho, Plinio el Viejo del siglo I, valoró la canela 15 veces más que la plata. Nerón, el emperador de Roma del siglo I  quemó durante 12 meses los suministros de canela en el funeral de su esposa. 
La canela se ha estado utilizando desde la antigüedad. Los antiguos egipcios incluyeron la canela en su mezcla utilizada para embalsamar. Moisés combinó la canela, la casia y otras especias con aceite de oliva para ungir el Tabernáculo y su mobiliario.

Durante la Edad Media, los árabes llevaron la canela y otras especias a lo largo de sus antiguas rutas de caravanas comerciales a Alejandría, Egipto. De allí fue enviada a Europa. Los árabes construyeron muchas historias exóticas sobre la gran dificultad de la cosecha de la canela para que la gente fuera consciente de su escasez y así justificar el alto precio de la misma.


Hay dos variedades principales de canela. En primer lugar tenemos la Cinnamomum verum, también conocida por la canela original o la canela de Ceilán, que es cultivada en Sri Lanka, el sur de India. En segundo lugar, tenemos la Cinnamomum aromaticum, también conocida como Cassia, que se cultiva en China, Indonesia y Vietnam. La canela original es de un color marrón amarillento y tiende a producir un polvo más fino que la cassia que tiene un color pardo grisáceo. La canela de Sri Lanka, es la preferida por los europeos ya que es más suave, tiene un sabor dulce y es más cara. En Estados Unidos, la cassia es un producto ampliamente utilizado. A veces adulteran la canela original con la casia.

Usos medicinales
Las propiedades medicinales de la canela fueron utilizadas por los antiguos médicos, como Dioscórides y Galeno en sus diversos tratamientos. En la época medieval, la canela era un ingrediente en los medicamentos destinados para el dolor de garganta y la tos, la indigestión, los calambres en el estómago, los espasmos intestinales, las náuseas y las flatulencias, para mejorar el apetito y tratar la diarrea.





Se han encontrado muchas otras propiedades medicinales en la canela. En la medicina popular se utiliza para tratar el reumatismo y otras inflamaciones. Se cree que sus propiedades anti-inflamatorias, antiespasmódicas y anti-coagulantes son debidas a su contenido de cinamaldehído. Los extractos de canela son agentes activos frente al Candida albicans, el hongo responsable de la infección vaginal por hongos, así como el Helicobacter pylori, la bacteria responsable de las úlceras estomacales. Se cree que las propiedades antimicrobianas de la canela son debidas al eugenol y un derivado del cinamaldehído.

Los extractos de canela también inhiben el crecimiento de los cultivos de las células tumorales. Este efecto puede ser debido a la presencia de procianidinas y de eugenol en el extracto de la corteza. La canela es también útil como conservante de alimentos para inhibir el crecimiento de las bacterias comunes transmitidas por los alimentos como pueden ser la salmonela y el E. coli.

Modificación de los niveles de azúcar
En Corea y China se utiliza la canela como una hierba tradicional para el tratamiento de las personas con diabetes. Cuando los investigadores estaban estudiando el efecto de diversos alimentos sobre los niveles de azúcar en la sangre, descubrieron que el pastel de manzana no produjo el esperado aumento en los niveles de azúcar en la sangre. La razón era que dicha tarta llevaba canela, que actúa como agente protector.
La canela contiene algunos polímeros polifenólicos solubles en agua derivados de las catequinas antioxidantes. Estos compuestos aumentan la sensibilidad de la insulina mediante la mejora de la función receptora de insulina y el aumento de la captación de glucosa. Un estudio realizado a 60 hombres y mujeres, con una media de edad de 52 años, que tenían diabetes tipo 2, se les dió ½ cucharadita de canela al día durante 6 semanas. Estos estudios mostraron una disminución del 25 por ciento de los niveles de glucosa en sangre en ayunas, así como una reducción del 12 por ciento de los niveles de colesterol en la sangre y una disminución del 30 por ciento en los niveles de triglicéridos en la sangre.
La canela es también una buena fuente de cromo, un oligoelemento esencial que aumenta la acción de la insulina.

Propiedades nutricionales de la canela
Nutrientes de la canela
La canela es un alimento rico en fibra ya que 100 g. de este condimento contienen 54,30 g. de fibra.
Este alimento también tiene una alta cantidad de calcio. La cantidad de calcio que tiene es de 1228 mg por cada 100 g.
Con una cantidad de 38,07 mg por cada 100 gramos, la canela también es también uno de los alimentos con más hierro.

Entre las propiedades nutricionales de la canela cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes: 3,89 g. de proteínas, 500 mg. de potasio, 1,97 mg. de zinc, 25,55 g. de carbohidratos, 56 mg. de magnesio, 26 mg. de sodio, 28 ug. de vitamina A, 0,08 mg. de vitamina B1, 0,14 mg. de vitamina B2, 0,31 mg. de vitamina B6, 29 ug. de vitamina B9, 28,50 mg. de vitamina C, 0,95 mg. de vitamina E, 31,20 ug. de vitamina K, 61 mg. de fósforo, 255 kcal. de calorías, 3,19 g. de grasa y 2,17 g. de azúcar.

La canela es un alimento sin colesterol y por lo tanto, su consumo ayuda a mantener bajo el colesterol, lo cual es beneficioso para nuestro sistema circulatorio y nuestro corazón.

La canela al no tener purinas, es un alimento que pueden tomar sin problemas aquellas personas que tengan un nivel alto de ácido úrico. Por este motivo, consumir alimentos bajos en purinas como la canela, ayuda a evitar ataques en pacientes de gota.
Como tiene una alta cantidad de calcio, la canela un alimento bueno para los huesos y es muy recomendable su consumo durante el embarazo puesto que en estas etapas nuestro organismo lo consume en mayor medida.
Su alto contenido en hierro hace que la canela ayude a evitar la anemia ferropénica o anemia por falta de hierro. Debido a la cantidad de hierro que aporta este condimento, hace que este sea un alimento recomendado para personas que practican deportes intensos ya que estas personas tienen un gran desgaste de este mineral.
Tomar canela, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. Incluir alimentos con fibra en la dieta, como este condimento, también ayuda a controlar la obesidad. Además es recomendable para mejorar el control de la glucemia en personas con diabetes, reducir el colesterol y prevenir el cáncer de colon.


1 comentario:

  1. La canela tiene propiedades reguladoras que hacen que el periodo de menstruación sea mas llevadero, calmando los síntomas del mismo.

    ResponderEliminar