domingo, 27 de enero de 2013

AMARANTO, ALIMENTO DE LOS DIOSES


El uso mas difundido del amaranto es el de las semillas como cereal y harina, en países como España, se puede conseguir en tiendas de productos Bio, en Alemania se elabora una gran cantidad de productos, destacando las galletas sin  gluten.

Las hojas se pueden usar como si fuesen espinacas, han de cocinarse para neutralizar algunos elementos que serían de difícil digestión, los tallos también se pueden cocer y comer, pero normalmente se usan como forraje.

Ventajas y características del amaranto :
Alto contenido de proteínas y balance adecuado de aminoácidos esenciales que poseen sus semillas y hojas, principalmente lisina, metionina y triptófano.
Fácil adaptación a las condiciones climáticas y sistemas de cultivo tanto de los pequeños agricultores como de la agricultura extensiva.
Usos múltiples en la alimentación humana obteniéndose del grano harinas, con las que se preparan galletas, dulces, tamales,  tortillas,  bebidas  refrescantes   y las hojas se consumen  tiernas reemplazando a otras hortalizas de hoja con mayores ventajas nutritivas y económicas.

Presencia de pigmentos de color rojo del tipo setocianinas en sus inflorescencias y hojas llamados amarantina, ampliamente usado en la alimentación humana como colorante vegetal.
Excelente producción de materia verde y uso como planta forrajera en la alimentación del ganado.
Colores vistosos y formas de inflorescencia atractivas por las cuales se emplea como planta ornamental de parques y jardines.
Es una planta de rápido crecimiento y mayor capacidad de fotoasimilación en condiciones de escasa precipitación.
Los residuos de cosecha pueden ser utilizados para alimentar animales dado el alto contenido de proteína y adecuada digestibilidad.
Tener usos medicinales ya que los granos molidos preparados como "mazamorra" se utilizan en el control de la diarrea provocado por amebas en zonas tropicales.

Abundancia de proteína en sus hojas y semillas.
Dado que la mayoría de los granos comestibles son gramíneas y siendo el amaranto una dicotiledónea de amplia adaptación, ello otorga nuevas posibilidades para la rotación de cultivos, introduciendo mayor diversidad en campos de monocultivo, lo que puede ser útil para el control de plagas y enfermedades.

Como cultivarlo a pequeña escala:
se siembra al voleo dado lo pequeño de la semilla, cubrir con una capa fina de tierra, se siembra en primavera una vez que ya no tengamos peligro de heladas, suelo medianamente fértil, no le gusta la competencia. Tiene pocas plagas, necesita la mitad de agua que otros cereales y soporta bien los cambios de temperatura o escasez de agua.

Cosecha:
Se realiza de los 5 a 7 meses después de la siembra, dependiendo del terreno y localidad; esta labor se efectúa cuando las plantas hayan alcanzado la madurez fisiológica. La cosecha tiene cinco fases: corte o siega, formación de parvas, trilla o azotado, limpieza y venteo, secado y almacenamiento.
El corte o siega se realiza utilizando hoces y cuando las plantas hayan alcanzado la madurez fisiológica, se corta a 20 cm del suelo y se va colocando en gavillas pequeñas como para ser trasladadas después a un lugar definitivo, donde completarán su madurez y perderán humedad; ésta operación se efectúa preferentemente en horas de la mañana para evitar el desgrane.



Se tiene algunas experiencias exitosas utilizando cosechadoras combinadas, las que efectúan el corte y trilla en el propio campo.
Formación de parvas; una vez cortadas las plantas se forman parvas colocando todas las panojas en un mismo sentido y formando montículos, con la finalidad de que pierdan humedad, lo suficiente como para ser trilladas, de ésta manera también se podrán proteger de las eventuales lluvias que pudieran caer, las parvas permanecen de 10-15
días, debiendo controlarse posibles calentamientos sobre todo cuando se cosecha plantas con mucha humedad.
Trilla o azotado, se realiza cuando las plantas estén totalmente secas y por ende el grano se puede desprender fácilmente, para ello se extienden lonas en el suelo.
Luego golpearlas o azotarlas con palos o lazos hasta desprender el grano de la panoja, en algunas lugares de la zona andina se pisotea con animales dando buenos resultados.

Limpieza y venteo, se realiza una vez desprendidas las semillas que quedan juntamente con las fracciones de inflorescencias, ramas, tallos, hojas etc., se procede a separar los granos de la broza aprovechando las corrientes de aire, y luego utilizando tamices o cernidores preparados especialmente para este tipo de grano, se obtiene la semilla limpia. 
Secado y almacenamiento, una vez que se tiene el grano limpio, se debe secar al sol hasta que pierda la suficiente humedad y posea un máximo de 12% de humedad, para ello es necesario extender el grano al sol durante un día.
Con la semilla se realizan harinas, dulces, platos variados,turrones con miel, etc.

Veamos ahora un vídeo de los cultivos tradicionales   
del amaranto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario