martes, 27 de marzo de 2012

SEMILLAS DE POMELO: PODER ANTIMICROBIANO

LAS PEPITAS DE POMELO DESTRUYEN BACTERIAS, VIRUS Y HONGOS PATÓGENOS

El extracto de pepitas de pomelo es eficaz para combatir unos 800 tipos de bacterias y virus así como un centenar de hongos, además de gran número de parásitos unicelulares. Sin efectos secundarios ya que para ser tóxico se necesitaría ingerir 4.000 veces la dosis terapéutica. Es más, es hipoalergénico (salvo para las personas alérgicas a los zumos de frutas) y aumenta notablemente las defensas del sistema inmunitario.

Incluso preserva la flora bacteriana ya que elimina las levaduras responsables de la fermentación y otros agentes patógenos.

El extracto de pepitas de pomelo sigue sorprendiendo a los científicos por sus interesantes propiedades terapéuticas. Su descubridor fue el doctor Jacob Harich, un eminente físico e inmunólogo nacido en la antigua Yugoslavia pero que residió en Estados Unidos sus últimos cuarenta años de vida y que hacia 1980, ejerciendo su faceta de jardinero aficionado, observó un día que en el compost que utilizaba para sus plantas había semillas de pomelo que no se habían podrido. Intrigado, empezó a investigar hasta llegar a la conclusión de que los componentes de esas pepitas poseen propiedades germicidas. Afortunadamente -y al contrario de lo que ocurre en muchos otros casos- sus postulados fueron escuchados y tenidos en cuenta por otros investigadores. De hecho, a partir de la década de los 90 del pasado siglo XX muchos médicos y terapeutas estadounidenses empezaron a investigar y a utilizar extracto de semilla de pomelo para tratar a sus pacientes y algunos -como el doctor Allen Sachs- llegaron a la conclusión de que se podía estar ante el más poderoso antibiótico natural conocido .

Esto hizo crecer de tal manera el prestigio internacional del doctor Harich que un año antes de su fallecimiento -acaecido en 1996- fue invitado de honor del Instituto Pasteur de París que desde entonces investiga las posibilidades de las pepitas de pomelo para tratar el SIDA con resultados muy esperanzadores.
En resumen, a este físico nuclear e inmunólogo aficionado a la jardinería dotado de una excepcional capacidad de observación le debemos el descubrimiento del germicida natural más completo de cuantos se conocen y que, además de carecer de efectos secundarios, aporta nutrientes tan interesantes como vitaminas y bioflavonoides. Un producto, en fin, que puede ayudar a prevenir y tratar numerosas patologías.

RICAS EN VITAMINAS Y ANTIOXIDANTES
La semilla de pomelo es la parte de dicha fruta que más principios activos contiene. De hecho son ricas en vitaminas B1, C y E así como en bioflavonoides. Estos últimos son pigmentos naturales que protegen de los radicales libres y que deben obtenerse mediante la alimentación o en forma de suplementos porque el organismo no puede producirlos por sí mismo. Por sus propiedades antioxidantes a los bioflavonoides se les considera imprescindibles para protegernos frente al daño oxidativo y se ha comprobado que tienen efectos terapéuticos importantes en un gran número de dolencias incluidas la cardiopatía isquémica, la aterosclerosis o el cáncer.

Además estas sustancias intervienen en muchas otras funciones orgánicas que permiten que nos mantengamos sanos ya que merced a sus propiedades germicidas eliminan microorganismos indeseables y estimulan la absorción de los nutrientes.
Por otro lado, el extracto de semillas de pomelo contiene narangina (la sustancia que le aporta el sabor amargo característico), pinene, limonene, linalol y citrale. Pues bien, a estas sustancias se les conoce una importante actividad antidepresiva, estimulante y activadora de la circulación e, incluso, del tálamo, una zona del encéfalo situada en la base del cráneo que procesa y clasifica toda la información sensitiva. Por eso los investigadores otorgan a este extracto la capacidad de estimular las sensaciones positivas y de influir en el estado de ánimo aumentando la sensación de bienestar y alegría.
Los componentes de este extracto ayudan a alcalinizar la sangre.

"Alcalinizar los fluidos del cuerpo -elevar el pH- es uno de los beneficios más importantes en la regeneración de la salud ya que las microformas causantes de la enfermedad -hongos, bacterias, virus, etc.- no pueden sobrevivir en un ambiente alcalino". Y es que a pesar de que el pomelo es químicamente ácido se ha comprobado que cuando se metaboliza en el organismo su efecto es alcalinizante y que contiene poco azúcar y oxígeno en abundancia. De ahí que se entienda que el extracto de semilla de pomelo sea especialmente útil en el tratamiento de numerosas patologías de carácter infeccioso.

UN GERMICIDA EFICAZ Y SIN EFECTOS NOCIVOS
En ese sentido debemos decir que se ha contrastado su eficacia en cerca ¡de 800 cepas diferentes de bacterias y virus así como en casi un centenar de hongos y gran número de parásitos! Destacando su efectividad contra algunos tan temibles como la escherichia coli, el helicobacter, la salmonella, el staphylococcus, el clostridium y el aspergilus.
Pues bien, la clave de su exitosa actividad antimicrobiana parece estar en que los principios activos del extracto de semilla de pomelo -que, por cierto, se obtiene mediante un complejo proceso de prensado en frío- logran desorganizar la membrana citoplasmática de los microorganismos patógenos y les impiden desarrollarse y proliferar. De esa forma se paraliza la actividad de los gérmenes que, finalmente, perecen. Todo este proceso se produce además en un tiempo considerablemente menor que el que requieren otros germicidas existentes en el mercado. Al menos así lo sostienen los investigadores del Instituto Pasteur, del Instituto de Microbiología de Herbon (Alemania) y de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) que son sólo algunas de las prestigiosas instituciones a las que el doctor Harich legó su interés por el potencial terapéutico de este extraordinario producto y que han constatado aún más efectos beneficiosos de los que su descubridor sospechaba.


Así, por ejemplo, se sabe  que hasta la fecha ni un solo microorganismo ha logrado crear una resistencia efectiva contra los principios activos del extracto de las semillas del pomelo al contrario de lo que ocurre con otros antibióticos y viricidas a los que algunas bacterias y virus logran hacerse resistentes.
También se ha constatado que este extracto -al contrario que otros productos similares que arrasan con cualquier tipo de bacteria- es capaz de distinguir entre las bacterias dañinas y las saludables, aquellas que de forma natural colonizan nuestro organismo y desarrollan funciones beneficiosas como, por ejemplo, ayudarnos a tener una adecuada digestión. Es más, al inhibir el crecimiento de microorganismos patógenos este producto natural favorece el crecimiento de las bacterias "buenas".
Es también eficaz para tratar las úlceras gástricas y facilitar su cicatrización. Así se desprende de un estudio publicado recientemente por investigadores del Colegio Médico de la Universidad Jagiellonian (Polonia) que afirman que:
El extracto de semillas de pomelo contiene nutrientes con propiedades antioxidantes que mantienen la salud del sistema digestivo. Mientras que el pomelo es a menudo asociado con la acidez y la irritación gastrointestinal , el extracto de semillas de pomelo posee propiedades antibacterianas y antioxidantes que calman el tracto digestivo".
Explican los investigadores que para realizar el experimento indujeron úlceras gástricas en animales de laboratorio y les aplicaron dosis graduales del extracto de semillas de pomelo con la intención de medir los niveles de secreción gástrica, una de las que se consideran causas principales de estas úlceras. Pues bien, los animales tratados experimentaron un 50% de reducción de la secreción de ácido gástrico, aumentó significativamente el flujo de sangre en la zona donde se localizaban las úlceras y se aceleró el proceso de cicatrización de las mismas.

También para las diarreas se muestra efectivo este extracto.  
Cabe agregar que para intoxicarse un adulto de 80 kilos de peso tendría que ingerir 4.000 veces la dosis terapéutica. Por tanto se considera un producto no tóxico. Aún así los expertos recomiendan -más vale prevenir- respetar escrupulosamente las dosis indicadas tanto para su uso externo (sobre la piel, el cuero cabelludo, la boca, los oídos, etc.) como para su empleo interno.
Así, como norma general, el extracto debe diluirse en agua o zumo de frutas. Para su aplicación interna se aconseja comenzar con una dosificación baja e ir aumentándola progresivamente; y siempre con el asesoramiento de un profesional. Esta recomendación responde al hecho de que es común que al iniciarse la toma del extracto se produzca una eliminación masiva de microorganismos patógenos que puede hacernos sentir un cierto malestar y en personas con el estómago delicado una ligera náusea. En todo caso el periodo de adaptación es breve y esos "efectos secundarios" desaparecen en poco tiempo.

 Lo más adecuado es empezar tomándolo con las comidas pero después de un tiempo de habituación se puede ingerir incluso fuera de ellas.
En cuanto a su uso externo lo más útil es añadir unas gotas del extracto al champú, a las cremas o a los productos de higiene personal -incluido el dentífrico-, el agua del baño, etc. Se logra así prevenir numerosas afecciones. También puede añadirse al agua que utilizamos para beber o lavar las verduras.
El antibiótico perfecto
Los estudios realizados indican que el extracto de semilla de pomelo actúa sobre unos 800 tipos de bacterias y virus, 100 de hongos y multitud de parásitos unicelulares. Ningún otro antibiótico tiene esta capacidad.
-"El antibiótico ideal debe tener una acción fuerte y potente".
Este producto desarrolla su actividad antimicrobiana a concentraciones de 1.000 partes por millón lo que le convierte en un germicida muy eficaz.
-"El antibiótico ideal no debe tener ningún efecto tóxico o secundario".
-"El antibiótico ideal no debe debilitar el sistema inmune".
El extracto de semilla de pomelo no sólo no lo debilita sino que además lo refuerza.
-"El antibiótico ideal no debe modificar la flora bacteriana útil".
El descubrimiento del doctor Harich no sólo preserva la flora bacteriana sino que mejora la flora intestinal ya que convierte en inofensivos muchos virus y bacterias, y elimina las levaduras responsables de la fermentación así como otros agentes patógenos.
-"El antibiótico debe ser un producto de origen natural".
Criterio que también se cumple.
-"El antibiótico ideal debe ser hipoalergénico".

Uso externo y tópico

Boca
Potente antiséptico en enjuagues contra aftas, estomatitis ulcerosa, invasión de Hongos, mal aliento, herpes, gingivitis (encías), etc. También puede ser utilizado en pincelaciones.
Labios
Se utilizan distintas unturas para el eritema solar, labios agrietados y herpes simple.

Dientes
Mediante usos cómo gárgaras, enjuagues y cepillados, se obtienen resultados contra la placa bacteriana, las caries, el dolor de muelas, y es útil como complemento en los casos de extracciones. Su uso para la limpieza del propio cepillo también es eficaz.

Nariz
Se emplean diluciones en: lavados, sprays, instalaciones, y toques para la higiene nasal, la rinitis, las ulceraciones, herpes y sinusitis. Puede precisarse apoyo por vía interna.

Faringe y Cuello
Se recomiendan gárgaras para el dolor de garganta, amigdalas, tos seca, ronquera y laringitis.

Oídos
Solamente en diluciones, en agua o aceite, o preparados comerciales, si se encuentran, para la higiene del oído, dolor, otitis media y picor por ácaros.

Rostro
Se utilizan fricciones (no en ojos), contra el acné, impurezas, granos. También es útil en el afeitado.

Cabello
Incluido con el champú, o como loción, actúa en casos de lavado curativo, para problemas con el cuero cabelludo, caspa, picores por hongos, siendo también utilizado contra los piojos.

Piel
Con spray o dilución, se usa para pequeñas heridas, arañazos, rozaduras y quemaduras. En otras varias formas, pero nunca sin diluir. Se usa para las erupciones, dermatitis, psoriasis, herpes, eczemas, llagas y urticaria. El extracto en gotas se usa directamente en picaduras de insectos, garrapatas, saguijuelas y en verrugas (con paciencia). Contra la micosis, también se emplea eficazmente en forma de pomada.

Pies
Con diversos tratamientos específicos, se trata el pie de atleta, el sudor de pies, las ampollas, los callos y ojos de gallo y las verrugas plantares.

Uñas
Las lentas pero peligrosas infecciones por hongos, infecciones de lecho o la lúnula, y los panadizos, tienen tratamiento con este extracto, a veces con la ayuda imprescindible de otras terapias como la cirugía.

Aparato genital
En aplicaciones que habría que detallar, se usa contra la vaginitis, las micosis y parasitosis tanto masculina como femenina, y la higiene íntima.

Uso interno

Inflamaciones en General
Ya sean agudas o crónicas, significan que hay presencia de los agentes patógenos que son la causa, origen y base necesaria de una gran cantidad de enfermedades. Son tantas, que pueden desencadenar, por ejemplo, desde un acné hasta un proceso encológico, desde una afección renal hasta una alergia, oo casi cualquier otra enfermedad.

Resfriados y Gripes
El ESP es un antivírico potente en estos casos, pues combate a los virus causantes. Frecuentemente se combina con echinácea.

Afecciones Gastrointestinales
Precisamente son las bacterias, los virus, los hongos y los parásitos los causantes de la mayor parte de estas infecciones, causando enfermedades como la colitis, el cólera, la disentería, síndromes de mala absorción, gases y dolores abdominales.El tratamiento puede ser sintomático y/o preventivo, y evitando la ingesta de aliementos y aguas contaminadas.

Gastritis y úlceras
El área estomacal se puede ver afectada por varios gérmenes patógenos, siendo posiblemente el peor de ellos, la bacteria Helicobacter, pues resiste los ácidos y llega a poporcionar anomalias de la flora intestinal y, consecuentemente alergias, e incluso hasta cáncer de estómago.

Trastornos causados por Hongos
Diarreas, trastornos hormonales, gases intestinales, trastornos, ginecológicos y andrológios, alergias, hiperactividad, embarazos difíciles, fibrsosis trastornos del corazón, dolor de cabeza o de oídos, trastornos del cerebro y la memoria, meningitis, asma, sinusitis, diabetes. Y otras muchas afecciones, que, como el alcoholismo, aún estan en fase de investigación, son susceptibles de estar originadas por hongos, como la cándida albicans (candidiasis), tan microscópicos y esquivos que son muy difícilmente destacables por la medicina convencional y en la práctica.

Trastornos causados por Parásitos
Los parásitos nos causan un gran número de enfermedades con su acción o sus toxinas químicas. Van desde la conocida tenia hasta otros microscópicos que destruyen la membrana de los glóbulos rojos, pasando por las típicas lombrices o los protrozoos unicelulares.

Trastornos causados por las Alergias
Las hay que son fácilmente atribuibles a un proceso alérgico, como la rinitis, la fiebre del heno, algunas dermatitis, etc. Las alergias de tipo primario, IgE, generalmente desarrollan los síntomas alérgicos en menos de unas horas, a veces inmediatamente. No podemos atribuir al E.S.P. actualmente una acción sino indirecta sobre el origen de estas dolencias, aunque si nos ayudará tópicamente en sus manifestaciones. En las alergias tipo alimentario secundario,  los síntomas no acostumbran a aparecer sino al cabo de unos dias, y a veces ni se sospecha que sean por una alergia, ya que por exceso de macromoléculas de desecho en el organismo, éstas pueden resultar almacenadas en articulaciones, piel, cerebro, arterias, músculos y otros lugares, dando origen a molestias de tipo funcional, acumulación de líquidos, dolores persistentes, degeneración celular, etc., en estas zonas. Con el ESP se evita el exceso de producción de estas macromoléculas anómalas, ya que el sistema inmunitario cumple normalmente su función de limpieza. Ello no es óbice para evitar el contacto con el alimento alergénico, durante unos meses.

Higiene personal
Es muy útil añadirlo a productos de higiene personal, como detergentes, champús, gel de baño, agua del baño, higiene íntima, cremas, agua. Con ello lograremos eficaces tratamientos preventivos o terapéuticos de afecciones como el sudor u olor de pies, axilas y genitales, desinfección de la piel, higiene buco-dental, cuero cabelludo y eczemas, picores, etc.

Cosmético
Su utilización cosmética es de gran valor, ya que además de que actúa como conservante de los propios productos cosméticos, ayuda al mismo tiempo a la erradicación de numerosos problemas del cutis, como las irritaciones, las micosis, las impurezas de los poros, las erupciones, los eczemas, etc.

Específicamente para los bebés
Su utilización abarca no solo la higiene personal, sino que también se muestra efectivo en afecciones propias de esta edad como la dermatitis por pañal, etc.


Aplicación en nuestros nutrientes
El agua
El 80% de las enfermedades del mundo están relacionadas con el agua que se consume. La obtención constante de agua normalmente potable del propio grifo es un lujo que disfrutamos solo una parte de la población, y que ésta esté realmente exenta de gérmenes o tóxicos solo le ocurre a una pequeña parte de la población, y eso si la sequía no afecta a sus aprovisionamientos.

Vegetales
Su uso en el lavado o pulverización de frutas y hortalizas, hace que nos duren mucho más en la nevera sin apenas degenerarse. Desde perspectivas industriales, hay que resaltar la importancia de que los productos puedan disponer de un plazo mayor de caducidad, ya sean frescos o elaborados, como las mermeladas, las conservas, etc. El uso del ESP es también muy beneficioso para las plantas ornamentales, ya que previene la formación de los mohos que acostumbran a malograrlas.

El extracto de semilla de Pomelo: Orientaciones para su uso.

Las siguiente recomendaciones en todo caso solo son orientativos. Cada profesional deberá valorar la sintomatología de la persona y en su caso prescribir la pauta correspondiente a seguir.

Acné
Orientaciones de uso en acné externo:
Añadir 5 gotas de ESP al líquido limpiador habitual que la persona utilice, incrementándose de esta manera el poder limpiador de dicho preparado. Evitar el contacto con los ojos. El ESP puede añadirse a la botella que contiene el limpiador habitual en una proporción aproximada del 1 al 3% de ESP del volumen final del limpiador.
Orientaciones de uso acné interno:
Añadir de 10 a 15 gotas de ESP diluidas en zumo tres veces al día.

Aftas bucales
Las aftas bucales están causadas por la Cándida Albicans y cursan como lesiones blanquecinas en la mucosa oral, labios, lengua y garganta. Es más común en niños con bajas defensas, ancianos, diabéticos y aquellos que toman antibióticos por tiempo prolongado. Pacientes con cáncer o Sida son también más susceptibles.
Orientaciones de uso:
Como otros tratamientos antifúngicos, el ESP puede ser utilizado externa o internamente. Como tratamiento local seguir el mismo que el indicado para la inflamación de garganta, considerando que con las gárgaras se debe abarcar todas las zonas de la boca y paladar. Para el tratamiento interno seguir las orientaciones de uso especificadas para el tratamiento de las infecciones por cándida.

Artritis
Algunas formas de artritis, especialmente la artritis reumatoide, pueden ser relacionadas con una infección bacteriana inicial. Últimas evidencias sugieren que otras bacterias pudieran también estar implicadas. Dentro de estas últimas, el Proteus Vulgaris y la Klebsiella pneumonia son encontradas con frecuencia en el tracto digestivo.
Nuestro sistema inmune produce anticuerpos que neutralizan los antígenos producidos por estas bacterias. Estos complejos antígeno-anticuerpo son absorbidos a nivel intestinal y pasan a la circulación. En la mayor parte de los casos, los complejos antígeno-anticuerpo son eliminados del organismo por los mecanismos de detoxificación linfáticos, por el riñón y el hígado. En algunas personas estos complejos no son eliminados pudiendo generar serias complicaciones.

Orientaciones de uso:
Añadir 10 a 15 gotas de ESP diluidas en zumo o agua tres o cuatro veces al día (o dos tabletas tres veces al día) entre las comidas. Si el ESP tiene un efecto beneficioso la mejoría se apreciará entre las 4 a 8 semanas. La ingesta de probióticos como el lactobacillus ayudará a mejorar el cuadro. Si se observa mejoría se recomienda disminuir a la mitad la dosis de ESP y continuar el tratamiento entre 2 a 4 semanas más.

Caspa
La caspa puede ser frecuentemente causada por una reacción inflamatoria producida por hongos, que causan picor y descamación.
Orientaciones de uso:
Añadir 10 gotas de ESP a cada aplicación de champú. Mezclar vigorosamente antes de su aplicación al cabello. Esperar entre 3 a 5 minutos antes de aclarar con abundante agua el cabello. Evitar el contacto con los ojos. En ocasiones, excesivos lavados del cabello remueven los aceites naturales que protegen al pelo de los hongos. Se recomienda espaciar su administración en este caso. Para casos difíciles puede estar indicado la administración de tratamiento vía interna (ver infección por cándida).


Dermatitis de contacto
En las dermatitis de contacto producidas por la reacción alérgica a determinados tóxicos, la piel enrojecida y tumefacta es bastante susceptible a la infección bacteriana, especialmente por bacterias de tipo estafilococo.
Orientaciones de uso:
Mezclar 30 ml de ESP con 300 ml de agua destilada (o cantidad proporcional) en un spray y aplicar en un área pequeña de la piel afectada. Si aparece mas irritación añadir otros 300 ml de agua o la cantidad proporcional. Aplicar por toda el área afectada. Repetir cada dos horas si es necesario.

Diarrea
Si la causa de la diarrea se atribuye a una infección bacteriana, vírica o fúngica la administración de ESP será muy beneficiosa. Si la diarrea tiene su origen en una parasitosis (Amebiasis, Giardasis, etc.) el tratamiento con ESP puede requerir semanas y la asociación de otras plantas medicinales.
Orientaciones de uso:
Tomar 15 a 20 gotas de ESP (o dos tabletas) diluidas en zumo cada cuatro horas hasta un máximo de 60 gotas de ESP al día. Al ESP se le puede añadir probióticos para reemplazar la flora bacteriana pérdida en el cuadro diarreica. Para el tratamiento de las diarreas de origen protozoario se requieren dosis más altas.


Dolor de oidos
Muchos problemas de oído, entre los que destacan los arriba expuestos son susceptibles de tratamiento con ESP.
Orientaciones de uso:
Mezclar 3 gotas de ESP en unos 100 ml de agua destilada. Añadir después de agitar bien la mezcla una o dos gotas en el oído y taparlo con una torunda de algodón. Repetir la aplicación 2 0 3 veces al día. No usar directamente el ESP concentrado en el oído.


Enfermedad de Lyme
Esta enfermedad está causada por una espiroqueta. Estos paciente presentan una gran cantidad de los síntomas que refieren los pacientes con síndrome de fatiga crónica, junto con dolor e hinchazón articular.
El ESP ayuda fundamentalmente disminuyendo el riesgo de sobre¡ nfecciones secundarias.
Orientaciones de uso:
Está bajo investigación. Para prevenir la sobreinfección por Cándida, se aplicará el tratamiento ya comentado en el apartado correspondiente.

Enfermedad peridontal
Orientaciones de uso:
Se siguen las mismas recomendacines que para la gingivitis.


Flatulencia abdominal
El gas en el tracto digestivo está usualmente causado por la fermentación de los carbohidratos producida por varios microorganismos entre los que destacan las bacterias, hongos y parásitos. En la mayoría de los casos la flatulencia solo produce ligeras molestias, pero en ocasiones es dolorosa. Si la flatulencia es causada por bacterias u hongos el empleo de ESP alivia la sintomatología en varios días. La debida a parásitos es de más larga duración.
Orientaciones de uso:
10 a 20 gotas de ESP (una o dos tabletas) diluidas en agua tres veces al día antes o después de las comidas. La ingesta simultanea de un probiótico o de enzimas digestivas antes de las comidas será de ayuda adicional.


Gingivitis
La inflamación de las encías es frecuentemente causada por la acción de las bacterias, pero los hongos y virus pueden estar también involucrados. En ocasiones también se producen por un déficit nutricional (específicamente de vitaminas A y C).
El ESP también es eficaz en el tratamiento de pequeñas ulceras que aparecen frecuentemente en las encías y dentro de los labios. El ESP está siendo utilizado como un antiséptico excelente para el cuidado bucal en forma de pasta de dientes, goma de mascar, etc.
Orientaciones de uso:
Diluir 5 a 10 gotas de ESP en 200 a 250 ml de agua. Tomar una pequeña cantidad de la solución formada, agitar en la boca y hacer enjuagues. Para evitar el sabor amargo se puede diluir el contenido de una cápsula en 200 a 250 ml de agua, mezclar vigorosamente y seguir la misma pauta de tratamiento.
Otra opción sería asociar 5 gotas de ESP con 50 gotas de glicerina vegetal pura en cada enjuague bucal.
Si la persona se cepilla la boca con un cepillo eléctrico se pueden añadir varias gotas de ESP al reservorio líquido del mismo.


Gripe
Son causadas por virus. El empleo de ESP asociado a plantas que actúan modulando el sistema inmune como la equinacea, el sello de oro y el astrágalo es un remedio muy eficaz.
Orientaciones de uso:
A los primeros síntomas de gripe tomar 15 gotas de ESP (o dos tabletas) diluidas en zumo, tres veces al día.
Como alternativa puede tomarse 50 gotas de ESP diluidas en un litro de zumo de frutas o verduras y tomarlo a lo largo del día.


Heridas
El ESP constituye un poderoso antiséptico. El ESP acelera el propio proceso de curación de las heridas.
Orientaciones de uso:
Mezclar 45 a 50 ml de ESP en 250 ml de agua destilada (o una proporción equivalente) e introducir la solución en una botella de spray. La adición de pequeñas cantidades de extracto líquido de ciertas hierbas como por ejemplo la equinacea, el sello de oro, la caléndula o el plántago mayor al ESP incrementan su efecto.
Pulverizar la solución de ESP preparada sobre el área afectada una vez cada 5 minutos mientras preparamos otros procedimientos de primeros auxilios. Si aparece una pequeña irritación disminuir la dosis de ESP de la mezcla añadiendo mas agua, y por el contrario, si no aparece irritación se puede añadir mas ESP. Si la herida es severa' se recomienda que la vea un profesional.


Impétigo
Es una infección en la piel que afecta con mayor frecuencia a los niños. Suele cursar con irritación de la zona afecta y con la emisión de pus amarillento que humedece la zona afectada de la piel de la cara o del resto del cuerpo. Está producida habitualmente por bacterias, en particular por estreptococos beta hemolíticos del grupo A. También el estafilococo aureus se ha involucrado en su patología.
Orientaciones de uso:
Mezclar 40 a 50 ml de PSE líquido concentrado en 200 ml de agua, aplicar al área infectada varias veces al día. Se han reportado excelentes resultados con la administración simultanea de 40 ml de caléndula officianlis a la solución anteriormente descrita.
Junto con la aplicación del ESP deben tomarse ciertas medidas de higiene que ayudarán a evitar la sobreinfección. La cara y las manos deben lavarse con limpiadores que contengan un 3% de ESP. Un spray con una solución del 1 al 3% de ESP puede ser utilizado para después del afeitado, después de haber tocado artículos contaminados, etc.. Para descontaminar toallas, sábanas, ropa en general, se puede añadir 5 ml de ESP con cada ciclo de lavado


Infecciones fúngicas (Candida albicans)
Las propiedades antifúngicas del ESP hacen de este producto una de sus principales aplicaciones. La Candida albicans es un patógeno oportunista cuyo sobrecrecimiento puede deberse a determinados factores entre los que destacan:
Uso excesivo de antibióticos.
Ingestión de carne y aves de corral tratadas con antibióticos.
Cloración del agua.
Exposición a pesticidas, herbicidas, químicos, metales tóxicos (plomo, mercurio, etc.).
Tratamiento hormonal (corticoides, anticonceptivos, etc. ).
Dietas desequilibradas (insuficientes nutrientes esenciales, uso excesivo de azúcar, carbohidratos, lípidos, alcohol, etc.).
Si la infección por cándida albicans es crónica, como paso previo a la administración de ESP debe seguirse una dieta depurativa durante una semana. Esta dieta debe ser restrictiva en fécula, almidón, en alimentos ricos en azúcar y debe eliminar las comidas fermentadas, el café, cigarrillos y el alcohol. Debería ser una dieta que aportara las siguientes proporciones: 65% fibra, 20% de alimentos ricos en proteínas, 10% de carbohidratos, y un 5% de fruta. Debería asimismo tomar durante esa semana probióticos como el lactobacillus, bifidobacterium, etc.
Orientaciones de uso:
El ESP debe tomarse entre las comidas. Si la persona presenta una irritación del tracto digestivo, se podrá tomar con las comidas o en forma de tabletas. Ejemplo de orientaciones de uso para una persona de 70 kilos de peso:
Días 1-3: 10 gotas dos veces al día junto con zumo de frutas o verduras o 1 tableta dos veces al día.
Días 4-10: 15 gotas dos veces al día diluidas en zumo de frutas o verduras o 1 tableta tres veces al día.
Días 11-28: 15 gotas tres veces al día o 2 tabletas dos o tres veces al día.
Parte de las personas tratadas experimentan una rápida mejoría y no necesitan incrementar la dosis. Por otro lado, otros casos más resistentes pueden necesitar dosis más altas. A medida que la sintomatología va remitiendo se puede reducir la dosis de ESP, y se puede incrementar si los síntomas reaparecen.
Si la infección está muy extendida un mes de tratamiento puede no ser suficiente, y se debe realizar un control de la evolución de la enfermedad.
Si la infección es aguda puede seguirse este tratamiento a dosis más bajas.


Infección parasitaria
Aunque las bacterias, hongos y virus entran dentro de la categoría de parásitos, parásito mas específicamente se define como aquella especie animal que potencialmente puede causar enfermedad o disfunción. Los parásitos se encuentran normalmente a nivel del tracto digestivo aunque también pueden infectar otros órganos como los pulmones, riñón, cerebro y casi cualquier órgano del cuerpo.
Los más representativos entre los miles de invasores pueden ser la Ameba, Giardia, Trichomonas, Blastocystis hominis y Cryptosporidium.
Para evitar las defensas inmunes que nuestro organismo presenta en su lucha contra todo patógeno, los parásitos se acantonan en las paredes del tracto digestivo, e incluso pueden penetrar en el interior del cuerpo. El ESP puede ser un arma eficaz para tanto como prevención como tratamiento.
Orientaciones de uso:
Como prevención, siempre que se sospeche la existencia de un alimento o bebida contaminada se toman 20 a 30 gotas de ESP concentrado diluidas en zumo (o tres tabletas). Se puede repetir la dosis cada 2 horas al menos tres dosis. En caso de agua contaminada debemos evitar su ingesta, pero si no queda mas remedio puede ser tratada añadiendo 10 gotas de ESP cada 125 a 150 ml de agua, esperando unos 15 minutos antes de proceder a su ingesta.
Si se sospecha la existencia de una infección parasitaria hay que tomar las debidas medidas sanitarias. La identificación del parásito será el primer paso a realizar. El empleo en es=e caso de ESP será una medida a aplicar. La cantidad de SEP puede ser unas 3 0 4 veces superior a las cantidades empleadas en una infección bacteriana, fúngica o vírica. La asociación de hierbas con acción antiparasitaria consigue que el efecto del ESP sea máximo.
Si la infección parasitaria es crónica, el ESP podrá aliviar la sintomatología pero podría no eliminar totalmente la infección. Esto depende de la naturaleza individual del organismo así como de la localización del parásito en el tracto digestivo. No es recomendable que la propia persona se automedique en caso de existencia de una infección por parásitos.


Infección vaginal (Candida albicans o Levaduras)
Muchas infecciones vaginales son causadas entre otros gérmenes por hongos y levaduras. Antes de proceder a su tratamiento con el ESP es conveniente realizar un diagnóstico diferencial con una posible enfermedad de transmisión sexual.
Orientaciones de uso:
Lavado vaginal:
Añadir 16 gotas de ESP en 500 ml de agua, previamente hervida, filtrada o destilada, a temperatura ambiente y agitar bien la mezcla. Irrigar la vagina una vez al día durante 3 días. Repetir la misma operación cada 5 días. Si la persona presenta una discreta irritación vaginal debe disminuirse la dosis: 5 gotas en 500 ml de agua. En ocasiones, la infección por cándida se produce ya que la persona sigue un determinado régimen de vida, el cual deberá sustituir por las recomendaciones dietéticas antes comentadas. No se recomienda su empleo en mujeres embarazadas o durante la menstruación.



Irritaciones
Las irritaciones y sarpullidos que generalmente aparecen en la ingle, partes altas del muslo, sobacos, etc., generalmente están causadas por una infección fúngica, siendo mas común en aquellas personas que sudan mucho, como por ejemplo los atletas.
Orientaciones de uso:
Aplicar polvo activo corporal o de los pies conteniendo entre un 5 a 10% de ESP en el área afectada dos veces al día.

Labios
La estomatitis angular que afecta a las comisuras bucales puede ser el resultado de una deficiencia en vitamina B2­En esos casos está indicada una terapia con vitaminas. Si el factor desencadenante son bacterias, virus, hongos, se procederá a administrar ESP.
Orientaciones de uso:
El mismo que se ha referido para las úlceras y llagas.


Olor corporal
El ESP puede ser utilizado como un eficaz desodorante y su cualidad astringente le provee de una acción antitranspirante intensa.
Orientaciones de uso:
Existen desodorantes con ESP. Si no dispone de uno, se puede preparar un desodorante añadiendo a una botella de spray 40 a 50 ml de ESP con 300 a 350 ml de agua. Usarlo cuando sea necesario. Evitar el contacto con los ojos.


Pie de atleta
Se produce cuando en la piel se asientan hongos oportunistas.
Orientaciones de uso:
Se hará necesario mantener el pie seco y expuesto a cantidades moderadas de sol. Los casos resistentes deberán ser tratados de forma sistemática con preparados que asocian polvos que contienen ESP.
Se aplicará polvo activo para los pies que contenga aproximadamente entre un 5-10% de ESP en el pie dos veces al día. Se llevarán a cabo medidas higiénicas encaminadas a mantener el pie seco y a prevenir la reinfección. Se recomienda introducir los calcetines en agua que contenga una pequeña cantidad de ESP ya que los hongos con frecuencia resisten los ciclos de lavado regular.


Procesos inflamatorios de la garganta
Son causados por una gran variedad de bacterias, virus e incluso hongos. La variedad más habitual es el estreptococo B hemolítico.
Orientaciones de uso:
Mezclar 20 gotas de ESP concentrado (o vaciar el contenido de dos tabletas) en unos 180 a 200 ml de zumo diluido 0 agua. Hacer gárgaras con la solución obtenida durante varios segundos antes de la expulsión de la solución. Las gárgaras se pueden repetir las veces que sean necesarias.
Como tratamiento interno utilizar la misma solución y tragar su contenido. De ese modo las áreas de la garganta inaccesibles a las gárgaras pueden ser tratadas y también se combate la enfermedad de forma sistemática.
Si aparece una sensación de quemazón con la solución recomendada, añadir otros 200 ml de aqua o zumo diluido.


Problemas oculares
Muchos problemas oculares, como la conjuntivitis pueden ser susceptibles de tratamiento con el ESP.
Orientaciones de uso 1:
Mezclar una gota de ESP con unos 30 ml de agua destilada, agitar vigorosamente y aplicar varias gotas en los ojos. En este caso hay que comentar que la administración de ESP por su carácter acídico directamente en los ojos está bajo investigación, por lo que no se recomienda su utilización como remedio para los niños por cuanto estos presentan unos ojos más sensibles que los adultos.
Sin embargo, la adición de ESP al jabón de manos o al detergente de lavadora puede prevenir la propagación de la enfermedad (ej: caso de una conjuntivitis, etc.) a otros miembros de la familia.
Orientaciones de uso 2:
Preparar una solución al 3% de ESP en el líquido o jabón de manos. Todos los miembros de la familia deberán lavarse las manos de forma regular con dicha solución para prevenir la conjuntivitis. Antes de lavar las toallas, etc. introducirlas 15 minutos en un cubo lleno de agua que contenga unas 100 gotas de ESP.


Resfriados
Son causados por virus. El empleo de ESP asociado a plantas que actúan modulando el sistema inmune como la equínacea, el sello de oro y el astrágalo es un remedio muy eficaz.
Orientaciones de uso:
A los primeros síntomas de gripe o resfriado tomar 15 gotas de ESP (o dos tabletas) diluidas en zumo, tres veces al día.
Como alternativa puede tomarse 50 gotas de ESP diluidas en un litro de zumo de frutas o verduras y tomarlo a lo largo del día.

Sarpullidos
Orientaciones de uso:
Aplicar las mismas orientaciones que en el caso de las irritaciones.


Síndrome de fatiga crónica
Los pacientes presentan síntomas debilitantes siendo los más comunes la fatiga crónica, dolores musculares, depresión, desórdenes del ritmo vigilia-sueño, y una susceptibilidad aumentada a infecciones fúngicas, virales y bacterianas. Los pacientes con este síndrome, como los afectos de Sida y de enfermedad de Lymes frecuentemente toman antibióticos para esas infecciones transitorias, los cuales pueden debilitar su inmunidad. El ESP puede ofrecer en este caso una alternativa segura.
Orientaciones de uso:
Los pacientes con síndrome de fatiga crónica experimentan con frecuencia discretas alteraciones gástricas e intestinales, por lo que la administración de ESP en tabletas será más eficaz que la administración de ESP líquido.
Se recomienda comenzar con no más de una tableta dos veces al día y gradualmente incrementar la dosis hasta los niveles deseados. Si las molestias gástricas persisten, reducir la dosis o suspender la administración de ESP.


Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)
Orientaciones de uso:
No va a curar el Sida pero puede prevenir las infecciones por hongos, bacterias, virus o parásitos que con frecuencia estos pacientes presentan.
Las recomendaciones a seguir dependerán de las particularidades de cada caso. Como uso interno se recomienda comenzar con dosis bajas. Como uso tópico se aplicará en función de la localización y patología (ver mas adelante).


Sinusitis
Esta situación puede sobrevenir a consecuencia de un resfriado, alergias alimentarias o por inhalación, cambios de presión, o por desplazamiento de los huesos nasales que podría producir un bloqueo del drenaje sinusal.
Orientaciones de uso:
Pulverizar dentro de la nariz con un atomizador que contenga una solución constituida por 1 0 2 gotas de ESP junto con un 30 ml de agua destilada y un pellizco de sal, para que la salinidad de la solución sea aproximada a la de las lágrimas. Repetir la misma operación cada 4 horas si es necesario. Si aparece una sensación de quemazón, quitar la mitad de la solución preparada y añadir el mismo volumen de agua destilada. Si la primera solución no surte efecto se puede incrementar el número de gotas de ESP.
Como precaución no se debe usar este tratamiento a menores de 12 años sin supervisión de un profesional.
Inicio

Tiña
La tiña esta causada por el Trichophytum Microsporum o Epiodermophytum y puede ser el resultado de una deficiencia metabólica interna, una pobre higiene o la utilización prolongada de ropa húmeda.
Orientaciones de uso:
Utilizar la misma solución que la preparada para las dermatitis por contacto. Pulverizar en la zona afectada varias veces al día. Para incrementar la efectividad de la solución añadir unos 40 ml tintura de sello de oro.


Úlceras
Estas lesiones están causadas por el herpes virus y aunque usualmente aparecen en la cara y labios, pueden aparecer en cualquier sitio de la piel. El herpes genital es causado por una variante de este virus, el virus herpes II, pero se especula que el mismo virus puede ser el causante de ambas patologías.
Orientaciones de uso:
Mezclar 5 gotas de ESP con 50 gotas de glicerina vegetal. Aplicar esta solución de 2 a 3 veces al día. Si esta mezcla inicial produce una ligera irritación, disminuir la dosis de ESP (por ejemplo 2 gotas en 50 gotas de glicerina y aplicar). Si no aparece signo alguno de irritación se puede incrementar la dosis de ESP.
Alternativamente se puede mezclar una tableta de ESP pulverizada con tres partes de harina de maíz o arroz. Añadir unas pocas gotas de agua para hacer una pasta y aplicar a la lesión. Si aparecen signos de irritación, quitar inmediatamente la pasta y reducir la potencia del ESP añadiendo mas harina. Aplicar otra vez.


Uñas
La mayor parte de las alteraciones morfológicas que afectan a las uñas están producidos por hongos que, bajo determinadas condiciones, asientan debajo de las uñas. En ocasiones el propio crecimiento de la uña puede verse comprometido. A veces se causa no solamente un problema estético sino también doloroso. Afectan con mucha frecuencia a trabajadores manuales, jardineros, atletas, etc.; diabéticos y ancianos presentan una alta susceptibilidad a padecer también estos problemas.
Orientaciones de uso:
Para garantizar una máxima penetración se recomienda mezclar 40 a 50 ml de ESP con 150 ml de alcohol al 80% o vodka. Aplicar debajo y/o dentro de la uña 2 0 3 veces al día con una pequeña brochita para las uñas. Los hongos, en general en esta situación, son bastante resistentes, por lo que se debe aplicar un periodo de uno a dos meses.
Orientaciones de uso para la prevención
Tras realizar trabajos manuales o trabajos de jardinería, etc. debe aplicarse la solución anteriormente comentada. Si varias uñas ya están afectadas debe darse dicha solución también a las uñas vecinas dos o tres veces a la semana para prevenir la infección.


Verrugas
Se cree que se forman por la activación de virus que se han introducido en el organismo o que ya estaban previamente en él.
En general, las verrugas que crecen hacia el interior a partir de la superficie de la piel, tales como las verrugas plantares encontradas en los pies, tiene raíces profundas y pueden ser resistentes al tratamiento tópico con ESP. Aquellas verrugas pedunculadas que crecen sobre la superficie de la piel son más susceptibles de tratamiento con el ESP.
Orientaciones de uso:
Antes de iniciar cualquier tratamiento hay que asegurarse que la lesión visualizada se corresponda con una verruga y por ello hay que descartar inicialmente que pueda tratarse de una lesión precancerosa o cancerosa.
No se recomienda la utilización de ESP para el tratamiento de aquellas verrugas localizadas en la proximidad de los ojos o de los genitales ya que pudiera ser posible causar irritación.
Esta es una de las pocas indicaciones en las que el ESP puede ser aplicado concentrado. Usando un algodón, hay que tratar todas las áreas de la verruga con ESP, especialmente su base y pedículo. Repetir la operación varias veces al día. Pueden requerirse varias semanas tratamiento para obtener unos óptimos resultados.

 
Calzado
Muchas bacterias y hongos pueden asentar en el calzado.
Orientaciones de uso:
Pulverizar la misma solución que la preparada para los mohos después de cada uso de los zapatos, y dejar secar.
Pulverizar el polvo activo ya preparado después de cada uso de los zapatos.
Como alternativa, distribuir el contenido de una tableta pulverizada a lo largo de todo el zapato.


Camping
Llevar una botella de ESP puede ser una buena ayuda en determinadas circunstancias como para conservar comida, en caso de heridas y cortes, en caso de infección parasitaria, como desodorante corporal, como limpieza, como descontaminador del agua, etc.

Cepillo de dientes
Orientaciones de uso:
Introducir el cepillo de dientes durante 10 minutos en una solución de 5 a 10 gotas de ESP en 60 ml de agua. Aclarar con agua fresca y dejar secar.

Conservación de los alimentos
Muchas veces la contaminación de los alimentos puede sobrevenir en casa.
Orientaciones de uso:
Mezclar 5 ml de ESP en un litro de agua. Sumergir o humedecer vigorosamente los alimentos durante unos 15 minutos. Lavar muy bien para eliminar el sabor amargo.
Si se añade en forma de spray, hace perdurar mas los alimentos. Lavar antes de comer.


Humidificadores
El uso de humidificadores puede potencialmente hacer crecer a un buen número de bacterias las cuales pueden producirnos enfermedades.
Orientaciones de uso:
Vaciar el reservorio del humidificador cada día. Añadir unos 500 ml de agua y 20 gotas de ESP. Agitar vigorosamente. Esperar 5 minutos y añadir agua fresca al tanque.

Lavados de ropa
Orientaciones de uso:
Añadir 50 ml de ESP a cada ciclo de lavado. Los vestidos y ropa en general estarán limpios y olerán fresco.


Mohos
Los cuartos de baño, suelos, viejos libros y antigüedades son algunas de las localizaciones mas frecuentes de los mohos. No solo pueden producir gases perjudiciales como el formaldehído, sino también procesos alérgicos que comprometen a una gran cantidad de personas.
Orientaciones de uso:
Mezclar 50 ml de ESP en un litro de agua. Pulverizar la solución en las áreas afectadas. Repetir en la medida en que los mohos persistan. Si las superficies son delicadas, aplicar en la superficie unos 10 minutos, limpiar y observar la evolución.

Piscinas
Para mantener las piscinas libres de bacterias y otros gérmenes.
Orientaciones de uso:
Mezclar una parte de ESP y 5000 partes de agua para mantener un suficiente control frente a las bacterias.


Purificación del agua
Muchos gérmenes son resistentes al cloro. El papel del ESP como tratamiento de primera línea de la contaminación del agua está siendo profundamente estudiado.
Orientaciones de uso:
2 gotas de ESP por 30 ml de agua reducen el riesgo de beber agua de fuentes sospechosas. Ciertos gérmenes pueden ser resistentes al ESP, por lo que no se puede asumir que el ESP sea efectivo en todos los casos.

Tabla de cortado
Muchas veces utilizamos una tabla para cortar distintos alimentos. Cuando cortamos carne o pescado podemos dejar microbios que se quedan en la superficie de la tabla y de ésta pasar a otro tipo de alimentos si no se hace una buena limpieza de la tabla.
Orientaciones de uso:
En una botella de spray, mezclar 5 ml de ESP con 500 ml de agua. Pulverizar la superficie y dejar que la solución actúe al menos 15 minutos antes de aclarar con abundante agua fresca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario