martes, 27 de marzo de 2012

BENEFICIOS DEL APIO

Es un vegetal muy nutritivo, en él se encuentran vitaminas, del grupo B, A, C y E, también contiene varios minerales, entre ellos, fósforo, hierro, azufre, potasio, cobre, manganeso, zinc y aluminio.
Es diurético: el apio contiene en sus semillas aceites esenciales, estos son selineno y limoneno, en su raíz encontramos, asparagina,  que ejerce una importante acción diurética y depurativa en el  organismo.

 Los aceites que contiene tienen un efecto dilatador en los vasos renales, efectuando de esa manera la eliminación de líquidos e impurezas que están de más en el cuerpo, llevando al mismo a tener un equilibrio perfecto. Tiene propiedades para combatir cálculos renales y de vesícula, ayudando a eliminar arenillas en forma natural, es además muy eficaz en trastornos de origen hepático.
Circulación: consumido regularmente, ejerce importantes beneficios, bajando los niveles de colesterol en sangre, eliminando el ácido úrico. Combate la  hipertensión y previene problemas cardíacos.

Articulaciones:  contiene flavonoides, de acción antioxidante, antinflamatoria  e inmune y además actúa como  estimulante Esto sumado al silicio, ayudan en la renovación y producción del tejido conjuntivo y articular, logrando un marcado alivio en inflamaciones producidas por artritis, reuma y gota, ya que estimula la eliminación de ácido úrico, el principal causante de todas estas dolencias.

Es un excelente regulador del transito intestinal, en casos de estreñimiento crónicos, actúa activando los movimientos naturales del intestino, evitando gases, cólicos y fermentación, comiendo apio con cierta frecuencia, ya sea en ensaladas, consomé, crema de apio, etc, se logra regularizar todas las funciones del intestino,en forma suave y natural, ya que cuenta con la virtud de actuar como laxante.
Contiene sustancias activas biológicamente y sustancias químicas  que actúan como protectores de la piel en problemas de psoriasis, estimulando  un proceso de repigmentación en la piel, sirve para curar también el vitíligo y toda clase de problemas a nivel de la piel.




En procesos gripales y bronquiales ayuda eliminando catarros y flemas, ejerciendo una acción expectorante y antibacteriana.
Actúa como un eficaz tranquilizante y sedante, su efecto relajante alivia notablemente dolores por contracturas, calambres y cefaleas tensionales.
Usos en la cocina:
El apio es un vegetal muy nutritivo, de agradable y fuerte sabor. Sus pencas pueden comerse rellenas o pasadas por huevo, harina y luego fritas son deliciosas. También en ensaladas es muy sabroso, especialmente mezclado con nueces, zanahorias ralladas, manzana verde y mayonesa.
La sopa de apio es muy nutritiva, agregado en estofados y acompañando pollo o pescado, logramos tener un excelente condimento que además de rico, tiene valiosas propiedades en beneficio de nuestra salud.

Las frutas y verduras crudas y frescas o sus jugos, son fuentes vivas de la naturaleza, que dan salud y juventud al organismo. Son fuentes riquísimas en vitaminas, minerales y sales orgánicas.
Las frutas son purificadoras del sistema humano y las verduras crudas y sus jugos Constructores y regeneradores de todas las células y tejidos del cuerpo.
Los elementos nutritivos contenidos en estas fuentes vivas de la naturaleza y en algunos otros alimentos naturales, son de vital importancia para el buen estado físico, su carencia son la causa principal de casi todas las enfermedades y dolencias habidas y por haber.
Desea rejuvenecer: ¡tomesé jugo de apio!
Su excepcional cantidad de sodio orgánico mantendrá al ciclo de su organismo en perfecta solución.
LICUADO DE APIO:
El jugo de apio contiene una excepcional alta cantidad de sodio orgánico, el cual es importante para mantener el calcio en solución. El calcio es uno de los elementos esenciales en nuestra dieta, pero tiene que ser orgánico. Cuando algún alimento que contiene calcio ha sido procesado o cocinado, el calcio automáticamente se vuelve inorgánico, como tal es insoluble y no puede proporcionar la nutrición necesaria para regenerar las células del cuerpo.


Lo que resulta es la obstrucción del sistema lo cual provoca enfermedades como artritis, diabetes, padecimientos cardiacos, venas varicosas, hemorroides, piedras en los riñones y la vesícula biliar. Sin embargo, es precisamente la función del sodio orgánico el mantener en solución a este calcio indeseable hasta que pueda ser eliminado del sistema.
Aparte del alto contenido de sodio al apio se le atribuye una alta cantidad de hierro y magnesio, una combinación esencial para la nutrición de las células y la sangre.
El jugo de apio ha sido usado con excelentes resultados por personas que padecen de desórdenes nerviosos o de insomnio. También normaliza la temperatura del cuerpo cuando hay molestia por el ambiente demasiado caluroso.
La diferencia de sodio orgánico puede causar afecciones bronquiales y pulmonares.
Tal deficiencia es una de las causas fundamentales del envejecimiento prematuro, particularmente en las mujeres.


Si existe una deficiencia del azufre, hierro y calcio en la dieta, o aunque haya abundancia de dichos minerales, pero en forma inorgánica y desvitalizada, puede motivar los males del asma, reumatismo y hemorroides.
La combinación de jugos de zanahoria y apio proporcionan un balance de estos minerales y una fórmula excelente para
combatir las tendencias a dichas enfermedades y normalizar el sistema.
También evita afecciones de tipo nervioso.
Si quiere permanecer rejuvenecido y lleno de vitalidad, se recomienda que (aparte de una dieta substanciosa) se tome 1 vaso de jugo de apio solo o mezclado con el jugo de zanahoria al día.

 

1 comentario:

  1. Entre las propiedades del Apio podemos mencionar que sus antioxidantes mantienen los glóbulos blancos saludables, y esto limita los riesgos de muchas enfermedades.

    ResponderEliminar